jueves, 7 julio 2022 06:55

Ada Colau tira de su banquera para “robarle” la America’s Cup a un Ribó inactivo

Ada Colau se hace con la America’s Cup. Barcelona será la sede mundial de esta competición de vela en 2024. La ciudad condal ha conseguido ser la anfitriona de este gran evento gracias a haber recaudado millones de euros a través de la plataforma Barcelona Global que preside la banquera Aurora Catá Sola. De este modo, Barcelona se hace con la competición de vela más importante del mundo que ya se había celebrado antes en Valencia trayendo hasta la ciudad levantina millones de euros de retorno. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, y el presidente de la región, Ximo Puig, han dejado pasar esta oportunidad que la propia Colau ha acogido con gran entusiasmo gracias al capital privado.

Joan Ribó y Ximo Puig han dejado pasar esta oportunidad

“Si esta vez la capital de la vela se ha ido a otro sitio no pasa nada”, ha manifestado el alcalde valenciano, Joan Ribó, en una rueda de prensa celebrada el pasado miércoles 30 de marzo de 2022. Y es que aunque se planteó la posibilidad de que este acontecimiento regresara a la capital levantina esto no ha sido posible ya que según fuentes cercanas al Gobierno valenciano “no se ha hecho ningún esfuerzo por encontrar el capital necesario para armar la candidatura”.

Joan Ribó
Joan Ribó (Compromís)

El Ejecutivo catalán ha decidido aprovechar esta pasividad del Gobierno valenciano. La alcaldesa de Unidas Podemos se ha rodeado de capital privado para hacerse con la candidatura que finalmente ha ganado. La negociaciones entre bambalinas han dejado un indiscutible protagonista: Barcelona Global. Este lobby es uno de los grupos de presión que aparece de forma recurrente defendiendo los intereses privados frente a las inversiones públicas que hace el Ayuntamiento de Barcelona.

Además, esta organización está presidida por Aurora Catà, una empresaria catalana que aparece en los órganos de dirección de decenas de empresas de sendos sectores. Catá forma parte de la cúpula presidencial de Repsol o del banco Sabadell, entre otras compañías. Gracias a la negociaciones del lobby de Catá, Barcelona se ha hecho con la 37ª edición de la Copa de América de Vela. Para ello se han sucedido discretas reuniones empresariales en la sede de Barcelona Global ubicada en la Travessera de Gràcia.

La alcaldesa barcelonesa, Ada Colau, se ha hecho con esta importante competición gracias al capital privado promovido por Barcelona Global. La primera edil ha confiado en los servicios de este lobby para obtener la financiación necesaria para convencer a los convocantes de que la ciudad condal es el destino ideal para celebrar un evento de estas características. Los grandes atractivos que han convencido al jurado han sido sus instalaciones de primera clase para las regatas, las bases de los equipos, la infraestructura técnica, los superyates y las zonas para la villa de la America’s Cup para acoger a los aficionados. Además, el rango de viento medio de entre 9 y 15 nudos durante el periodo de regatas de septiembre y octubre también han sido un factor influyente en la decisión de traer la Copa de América de vela a la ciudad condal.

BARCELONA LE ROBA LA AMERICA’S CUP A VALENCIA Y A MÁLAGA

Valencia ha sido la única ciudad española que ha albergado esta competición que se trata de las más importante del mundo en el deporte de la vela. Del 23 de junio a 3 de julio de 2007, se celebró la 32ª edición de la Copa de América en Valencia y tan solo tres años después se volvió a repetir el evento en las costas valencianas. La celebración de este evento situó a Valencia como la capital de la vela del mundo trayendo hasta la ciudad miles de millones de euros de beneficios. No obstante, su organización supuso un quebranto económico en las arcas valencianas.

Pero Valencia no es la única ciudad española que ha pujado por albergar este importante evento deportivo náutico. La ciudad andaluza de Málaga también se ha postulado para ser la anfitriona de la America’s Cup el próximo 2024. Sin embargo, a pesar de haber obtenido la financiación suficiente, la Copa se ha ido hasta Barcelona gracias a la intervención de capital privado.