jueves, 26 mayo 2022 00:58

Convocado un consejo extraordinario de Funeraria Municipal de Madrid por los contratos de emergencia en pandemia

La presidenta de la Funeraria Municipal y delegada de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, ha convocado un consejo extraordinario para este lunes a las 10 horas por los contratos de emergencia aprobados en la pandemia.

La Fiscalía Anticorrupción investiga dos de los tres contratos adjudicados en la última semana de marzo de 2020 a una empresa radicada en Malasia para que llegara material sanitario a la capital como mascarillas, test de anticuerpos y guantes.

Fuentes municipales han precisado que «estos contratos se aprobaron en el Consejo de Funeraria Municipal los días 23 y 25 de marzo de 2020 por todos los grupos». Entre marzo y julio de 2020 se realizaron 59 contratos de emergencia para adquirir material para los empleados municipales, todos ellos remitidos al Tribunal de Cuentas.

De los tres contratos, «todos ellos en precio según oferta y demanda del momento», dos de ellos se abonaron en su totalidad y un tercero, relativo a los guantes, se devolvió parte de lo pagado por no ser el modelo acordado en la compra.

Estos tres contratos hacen referencia a uno de 6,6 millones de dólares para la adquisición de 1 millón de mascarillas FFP2/ KN95. Además se incluyó una donación de 183.000 de las mismas características.

Otro de 4,8 millones de dólares para la adquisición de 250.000 test, y otro de 5 millones de dólares para compra de 2,5 millones de pares de guantes. De esta cantidad se devolvieron al Ayuntamiento 4 millones de dólares por no reunir las características requeridas. En total se pagaron 12,3 millones de dólares a la empresa LENO.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado que en el Gobierno Municipal están «muy tranquilos» porque no hay «ninguna persona del Ayuntamiento» investigada por la Fiscalía Anticorrupción por los contratos de emergencia de material sanitario en las primeras semanas de la pandemia.

«El Ayuntamiento ha prestado toda su colaboración desde el primer momento con la Fiscalía Anticorrupción. Hemos aportado toda la documentación que se nos pidió», aseveraba este viernes.

Almeida ha explicado que se ha abierto una investigación a dos personas que participaron en tres contratos de material sanitario, pero que son dos empresarios «al margen» del Ayuntamiento y que a la institución no se le atribuyen «conductas imputables» ni ninguno de los presuntos delitos que está dirimiendo. De hecho, ha indicado que hubo una persona del Consistorio que compareció en calidad de testigo para dar «todas las explicaciones».