sábado, 22 junio 2024

Paluzie, tras aprobarse la hoja de ruta de la ANC: Mientras se discute con Aragón, «el Estado ríe»

La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, ha lamentado este domingo, después de aprobar la nueva hoja de ruta de la entidad: «Mientras discutimos con Aragón en qué estación irán las pruebas de esquí alpino, el Estado ríe, porque nos tiene allí donde quería».

En su discurso tras la aprobación y en conmemoración de los 10 años de la ANC, Paluzie ha asegurado que el Estado «engatusa con espejitos, como hacían los colonizadores españoles en América» y ha criticado que el independentismo haga parones, en sus palabras.

También ha criticado la proposición de ley para modificar la Ley de Política Lingüística: «Nuestros gobernantes están a punto de cometer un error que ataca a la columna vertebral» de Catalunya, ha dicho, y considera que con ella el castellano se convertiría en la lengua vehicular en la escuela.

«No os dimos nuestros votos, este 52%, para que hicierais esto con ellos», ha dicho a los partidos independentistas con mayoría en el Parlament, y ha animado a los socios de la entidad a ejercer presión, con exigencia y movilización.

Ha dicho que «hay parones que no sirven ni para ganar tiempo, hay parones que son retrocesos», y que la mesa de diálogo con el Gobierno solamente sirve para hacerle un lavado de cara, en sus palabras, ya que ve que el Estado no está dispuesto a negociar.

«Toda política que no hagamos nosotros será hecha contra nosotros», ha insistido, y ha argumentado que la Assemblea será insobornable e independiente, sin miedo a arriesgar.

Para ella, los retrocesos del independentismo vienen por «la combinación entre los miedos e intereses de los dirigentes», y ha abogado por retomar la ofensiva por la independencia, en palabras textuales.

HOJA DE RUTA

La hoja de ruta, marca tres objetivos estratégicos de la entidad: «liderar y consolidar» el movimiento popular independentista, incrementar la presión sobre las instituciones y los partidos e impulsar la acción de la ANC internacionalmente.

Por otra parte, insta a fortalecer las relaciones entre el propio territorio catalán, mantener vivo «el compromiso con el mandato del 1-O» e implementar una estrategia de confrontación –recoge el texto– y mantenerse en la lucha por la defensa del catalán.

«Construimos e impulsemos la soberanía en todos los sectores posibles, en el sentido de desconexión y no dependencia de los poderes políticos, económicos o de la administración del Estado español», concluye el texto.