lunes, 4 julio 2022 05:02

Aceites esenciales, qué son y para qué se utilizan

Los aceites esenciales provienen de flores y plantas y se utilizan como fragancia para el hogar. Estos extractos, que se emplean en ambientadores, humidificadores y difusores, además de ofrecer un olor muy agradable.

Añadir unas gotas de aceite esencial en un humidificador es una excelente opción para que el espacio huela bien. El entorno se siente mucho más agradable y limpio, y además, aporta energía o calma al entorno según el aroma escogido.

¿Qué son los aceites esenciales?

Un aceite esencial se caracteriza por ser una mezcla de sustancias aromáticas con acciones beneficiosas para el organismo. La esencia constituye la base de la aromacología y se suele emplear en diferentes industrias como la perfumería o la cosmética.

Las esencias forman parte de nuestra cultura desde hace muchos siglos. Hay muchas combinaciones y variedades que ofrecen diferentes olores con el objetivo de obtener aromas apropiados para distintos ambientes.

Sorprendentemente, el cerebro responde a las emociones, que como bien sabemos, juegan un papel muy importante en el organismo. Además, estos aceites tienen la capacidad de activar el olfato para generar estímulos positivos y mejorar el bienestar espiritual.

Propiedades y usos de los aceites esenciales

Uno de los principales beneficios de estas esencias es la limpieza del ambiente, porque sirven para eliminar los olores no deseados. El entorno se siente mucho más fresco, confortable, de forma que se pueden experimentar las propiedades de la naturaleza.

La aromaterapia se ha usado en muchas civilizaciones como Egipto, Roma, China, India o Grecia, entre otras. Sus efectos eran un tanto inexplicables, aunque, muy beneficiosos. Una serie de biólogos hicieron diferentes investigaciones en el año 1990 con el propósito de entender cómo estos aceites podían activar el olfato.

Su uso en los ambientadores tiene la capacidad de generar una sensación de alivio, relajación y calma, aunque cada esencia puede llegar a crear un efecto distinto en las personas. No todas ellas tienen la misma reacción al percibir un aceite concreto, ya que las emociones y memorias pueden variar.

Se conocen infinidad de usos para estos aceites, así como formas de aplicarlos. A continuación, te proponemos una lista con sus principales ventajas:

  • Aromatizar los espacios. Estas esencias sirven para renovar el ambiente y disipar los olores no deseados por aromas que aporten sensación de limpieza.
  • Estabilizar las emociones. Otro de los beneficios es la mejoría del estado de ánimo. Son de gran ayuda para calmar las sensaciones de ansiedad y promover la relajación y equilibrar las emociones.
  • Estimulación orgánica. Hay ciertas esencias como la albahaca que nos ayudan a sentirnos mucho más activos.
  • Mejoran la concentración. También, hay una serie de aceites que favorecen la claridad mental gracias a sus propiedades.

En definitiva, en La Casa de los Aromas podrás elegir entre un amplio abanico de posibilidades para crear un ambiente muy agradable en el hogar. Tiene esencias florales como la lavanda, el jazmín o el eucalipto, entre otras opciones para aromatizar una estancia.