martes, 17 mayo 2022 22:39

Colau justifica saltarse el besamanos con el Rey por ser algo «anacrónico», pero dice que siempre lo saluda

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha justificado este martes que no participó ayer en el besamanos, en Barcelona, a Felipe VI, en la inauguración de la Feria Alimentaria & Hostelco, por ser un acto de protocolo «anacrónico», aunque ha señalado que ella «siempre» saluda al Rey porque es «muy consciente» de su cargo público.

«Siempre saludo al jefe del Estado cuando viene a Barcelona, aunque pueda tener mis discrepancias», ha asegurado Colau en una entrevista en TVE. «Evidentemente, soy muy consciente de mi rol institucional», ha remachado la alcaldesa.

Preguntada por su ausencia en el besamanos, Colau ha señalado que le parece una «cosa anacrónica», «muy anticuado», «donde todo el mundo está esperando durante mucho tiempo en una hilera larguísima».

Y ha comentado que lleva haciendo «lo mismo» desde 2017 «con total naturalidad». «También nos coordinamos con la Casa Real», ha afirmado la alcaldesa, antes de subrayar que en el acto con Felipe VI «hubo cordialidad y normalidad institucional en todo momento». Hubo saludos y, después, una fotografía institucional, en la que también posó, a la derecha del Rey, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

FEIJÓO, «A REMOLQUE» DE VOX

A propósito de la nueva dirección en el Partido Popular encabezada por Alberto Núñez Feijóo, Colau ha mostrado «escepticismo», porque, en su opinión, contempla al PP «todavía muy a remolque de Vox», antes de recordar el pacto con la «extrema derecha» en Castilla y León.

Colau ha deseado que «ojalá» el PP de Feijóo se sume a las medidas del ‘escudo social’ del Gobierno de Pedro Sánchez ante una «situación de excepcionalidad». «Aún no hemos salido de la pandemia», ha dicho.

«Tenemos guerra en Europa y lo que necesitamos es bajar muchísimo la crispación y que se pongan las necesidades de la ciudadanía por delante», ha añadido Colau, que ha emplazado al PP a sumarse a la protección de la vivienda o a poner límites al precio de la luz.