sábado, 2 julio 2022 19:47

Carmena, Encarnación Roca y Juan Luis Cebrián colaborarán con Cremades en la auditoría de abusos en la Iglesia

La exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la exvicepresidenta del Tribunal Constitucional, Encarnación Roca y el periodista y exdirector de ‘El País’, Juan Luis Cebrián, colaborarán con la auditoría encargada por la Conferencia Episcopal Española (CEE) al despacho de abogados Cremades & Calvo-Sotelo para investigar los abusos sexuales acaecidos en el seno de la Iglesia católica española.

Así lo ha revelado el presidente del bufete, Javier Cremades, durante la presentación de los 28 miembros que componen el equipo de trabajo que realizará la investigación, dee los cuales 12 son personalidades internacionales y 6 de ellos representan a despachos de abogados especializados en tratar este asunto.

Aunque Carmena, Roca y Cebrián no serán parte del grupo de trabajo, realizarán dictámenes y opiniones que se añadirán a la investigación. Concretamente, Carmena analizará la perspectiva y la experiencia de las víctimas; Roca, se centrará en la responsabilidad civil e indeminzación de las víctimas; y el dictamen de Cebrián, que ya es miembro del Consejo Asesor de Cremades & Calvo Sotelo, versará sobre la dimensión de la comunicación social tanto en España como a nivel internacional.

Por otro lado, Cremades ha explicado que han recibido cerca de medio centenar de denuncias en las primeras seis semanas de trabaja y algunas de estas casi 50 personas que han contactado con el despacho ya han estado en otros espacios de escucha (en torno a un 30%) mientras que otros casos (el 70% restante) son nuevos.

El grupo de expertos que realizará la auditoría estará formado por el coordinador de la comisión homóloga portuguesa, Pedro Strecht; y los socios fundadores del despacho alemán Westpfahl Spilker Wastl (WSW) –que elaboró el informe de abusos en la archidiócesis de Múnich y Frisinga–, los abogados Martin Pusch y Ulrich Wastl.

Entre los miembros del equipo también destacan la expresidenta de la American Bar Association, Patricia Lee Refo; la abogada y socia del despacho británico Dawson Cornwell y experta en casos de abusos sexuales, Carolina Marín Pedreño; la socia fundadora del despacho hispano alemán 3C Compliance y presidenta de la Asociación Europea de Mujeres Juristas, Katharina Miller; el abogado del despacho Cremades y presidente del Instituto de Derechos Humanos de la Asociación Mundial de Juristas, Juan Carlos Gutiérrez; la abogada del despacho estadounidense Paul Weiss Liza M. Velazquez; la psicóloga Marina Peña; y el abogado argentino especialista en abusos sexuales en la Iglesia, Juan Pablo Gallego, entre otros.

El presidente del bufete Cremades & Calvo-Sotelo, Javier Cremades, ha explicado que el grupo de expertos lleva trabajando seis semanas durante las cuales ya se han reunido en varias ocasiones y se han encontrado con “prácticamente todas” las asociaciones que atienden a víctimas de abusos sexuales a menores en la Iglesia.

Javier Cremades ha defendido la “pluralidad” del equipo de trabajo con “especialidades distintas, perspectivas ideológicas distintas” y con diferentes visiones del hecho religioso. “Es un equipo especialmente competente y plural en todos los sentidos para facilitar el mejor entendimiento del fenómeno del abuso sexual a menores y personas vulnerables en el seno de la Iglesia”, ha subrayado.

El grupo, según ha puntualizado Cremades, ha empezado la “escucha atenta a las víctimas para entender la verdad y dar el primer paso en la reparación” y ha tenido un “impacto hondo” en su concepción del problema que “hoy es distinta a hace seis semanas”.

El presidente del despacho de abogados ha dicho que “todas” las víctimas de abusos tienen las “puertas abiertas” de este grupo de trabajo “ahora y en el futuro”. Precisamente ha dicho que han hablado con todas las asociaciones excepto Infancia Robada, que hace dos semanas se reunió con el cardenal Juan José Omella para mostrar su rechazo a la auditoría de Cremades. “Respetamos profundamente lo que piensan y hacen, y estamos disponibles para incluirlos como ya estamos haciendo con algunos de sus miembros”, ha precisado Javier Cremades.

DISPOSICIÓN A COLABORAR CON EL DEFENSOR DEL PUEBLO

También ha manifestado su compromiso con “facilitar en la medida que sea requerida, el trabajo de la comisión del Defensor del Pueblo”. “No estamos aquí para competir sino para colaborar, para facilitar, no solo deseando el mejor fin, el mejor resultado, el mayor de los éxitos, sino en la medida en que esté en nuestra mano, facilitar su trabajo con aportación de los datos y experiencias que estamos recabando”, ha detallado.

Según ha dicho, la comisión encargada por el Congreso está “en buenas manos y tiene un trabajo difícil” porque “ya se ha enfrentado a la desconfianza”. “Nadie va a hacer un trabajo al gusto de todos”, ha señalado, al tiempo que ha indicado que ya ha hablado con el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, quien le ha manifestado que afronta el encargo “con responsabilidad profunda”.

Cremades también se ha reunido con los obispos de Málaga, Jesús Catalá, Santiago de Compostela, Julián Barrio, y Madrid, Carlos Osoro, “para iniciar un diálogo”. Además, sobre el acceso a los archivos, ha asegurado que tienen “la promesa de acceso” a ellos y ahora falta disponer de los datos pero ha afirmado que tiene “confianza” en que los van a tener.

En cuanto a los trabajos, ha indicado que constarán de tres bloques, el primero la recopilación de hechos y datos; una segunda parte de reparación que, según ha precisado Cremades, no le tocará al despacho; y un tercer bloque de ‘compliance’, de prácticas para combatir mejor estos delitos y evitar que se repitan en el futuro.

En concreto, respecto a las indemnizaciones, Cremades ha abogado por “mecanismos institucionales estables” para que las víctimas de abusos en la Iglesia puedan tener “algo parecido a lo que los alemanes tienen con sus procesos de reconocimiento” y puedan “evitar pasar por todo un proceso judicial para alcanzar una indemnización”.

Javier Cremades ha señalado que van a “intentar no defraudar ni a las víctimas ni al conjunto de la sociedad” en esta “delicada” tarea que tienen por delante.

NO CAER EN EL SILENCIO

Por su parte, Pedro Strecht ha subrayado la importancia de “no caer en el silencio”, de que los medios difundan el trabajo que se está realizando y de que “todas las víctimas hablen”.

“Para la mayoría de ellas han pasado décadas, que hablen para que sean reconocidas como gente que ha sufrido y sobre todo para que todos podamos dar voz al silencio, en conjunto, que Portugal, España, Alemania, EE.UU. podamos ir juntos por la verdad”, ha valorado.

Respecto a la reparación de las personas, considera que más que la compensación económica, “lo que más quieren las personas es su reconocimiento en cuanto personas, de su sufrimiento y que no se repita”. “Eso es lo más importante”, ha remarcado.

También ha defendido la pluralidad de la comisión con “perspectivas ideológicas, políticas y religiosas diferentes” y se ha mostrado convencido de que harán “lo mejor” aunque ha reconocido que “no hay comisiones ni trabajos perfectos”. Asimismo, ha pedido a la Iglesia que “no tenga miedo”. “No es algo contra vosotros, es algo que estamos haciendo con vosotros y por vosotros, que la Iglesia no tenga miedo de reconocer lo que haya pasado”, ha zanjado.