sábado, 28 mayo 2022 15:32

El gran esfuerzo del Ejército del Aire español en favor de la OTAN, en un marco de continuos recortes

EL Ejército del Aire está realizando un gigantesco esfuerzo con sus continuos despliegues en las misiones de policía aérea en favor de la OTAN, que se han reforzado en el este de Europa para aumentar la disuasión frente a la Rusia de Putin. Así tras finalizar el 31 de marzo la misión en Bulgaria con sus Eurofighter, en paralelo ha activado una nueva en Lituania con los  F-18.

Estos continuos despliegues se realizan en el marco de la escasa disponibilidad  de personal y material que sufre  esta imprescindible Institución para la Defensa de España y su acción exterior. Esta situación, motivada por la larga infrafinanciación que sufre durante ya demasiados años, ha sido manifestada por  su máximo responsable: el Jefe de Estado Mayor del Aire (JEMA) .

El reciente despliegue en Lituania de 8 cazabombarderos  F-18 pone de manifiesto la cada vez mayor carencia de aviones de combate disponibles, ya que si nos fijamos en las imágenes se puede comprobar que la información que dan las agencias, e incluso medios especializados, de que el despliegue lo soportan los aparatos del Ala 12, no es correcta, ya que la mitad de los aviones desplegados han sido cedidos por sus compañeros del Ala 15.

Desde  el 1 de abril, ocho aviones de combate F-18 y 130 efectivos principalmente del Ala 12, que tiene sede en la macro base aérea de Torrejón (Madrid), están desplegados en la de Siauliai (Lituania) para participar en la misión de Policía Aérea del Báltico o Baltic Air Policing (BAP), como la define la OTAN.

El Ejército del Aire contribuye a esta misión de forma ininterrumpida desde 2015, aunque con el precedente de un relevo en 2006 con los ya dados de baja Mirage F-1, con un destacamento aéreo que se despliega durante cuatro meses al menos una vez al año, usando tanto la citada base de Siauliai, como la de Amari sita en la también república báltica de Estonia.

Al igual que en todos los anteriores despliegues, la misión del nuevo destacamento será vigilar y proteger el espacio aéreo de los aliados bálticos de la OTAN enclavados en esta “caliente” zona del noreste de Europa, por culpa de las continuas incursiones de aeronaves militares rusas que vuelan sobre aguas internacionales intencionadamente pero sin identificarse, sin plan de vuelo y con los transpondedores apagados. En estos casos, tras ser detectados por los radares de la Alianza, las trazas y otros datos se trasmiten en tiempo real  al Centro de Operaciones Aéreas Combinadas o Combined Air Operations Centre (CAOC) de Uedem (Alemania), responsable de controlar el espacio aéreo en esta zona, que ordena las interceptaciones de los aparatos rusos  a los cazas de la OTAN asignados a la BAP.

La regla de estos destacamentos españoles, en los que se han turnado tanto las Alas de Caza equipadas con los aparatos norteamericanos McDonnell Douglas F-18, que son las citadas 12 y 15, y las dotadas con el europeo Eurofighter (Ala 11 y Ala 14), es que siempre se han realizado con los cazabombarderos que tienen asignados. Aunque en esta ocasión, por primera vez según atestiguan las múltiples fotos publicadas por el mando aéreo de la OTAN o NATO Air Command, los aparatos de combate son tanto del Ala 12 como del Ala 15 de Zaragoza, según se puede comprobar  en la designación de unidad y aparato, que va pintada en la parte delantera del fuselaje encabezada por los numerales  12 o 15.

El F-18 es todavía parte de la columna dorsal de la capacidad de combate del Ejército del Aire, aunque ya llevan en servicio desde los años ochenta, porque en múltiples ocasiones el actual JEMA y sus predecesores  han manifestado la necesidad de su sustitución, preferentemente por más Eurofighter.  Actualmente estaría pendiente la firma del programa Halcón mediante el cual se comprarían a Airbus Defence & Space (DS),  que es el socio industrial español que los monta en Getafe (Madrid),  un total de 20 Eurofighter  para sustituir a los F-18 basados en Gando (Gran Canaria).  Aunque tal reemplazo  también se debería de ampliar con más encargos, para sustituir a los de las citadas Alas 12 y 15, que también tendrían cada vez menor disponibilidad, como se manifiesta en el actual despliegue internacional en favor de la OTAN.

En todo caso, el Ejército del Aire, bajo las órdenes del Mando de Operaciones (MOPS), ha vuelto a activar en tiempo record el  denominado destacamento Vilkas en Siauliai, además asumiendo el liderato de la rotación número 59 de la BAP. Dada la alta tensión ante la invasión de Ucrania por parte de Rusia, la configuración de esta misión de la OTAN está muy reforzada; así en la base lituana también están presentes cinco aviones de combate Saab JAS-39C Gripen de la República Checa. Además más al noreste, en la referida base de Amari, durante los próximos meses también estarán desplegados cazas de la Fuerza Aérea de Francia, en concreto 4 cazas Dassault Mirage 2000-5F y otros tantos F-16AM  Fighting Falcon del Componente Aéreo de las Fuerzas Armadas de Bélgica.