viernes, 7 octubre 2022 17:34

Bolaños califica el viaje a Marruecos como una «apuesta» para una nueva etapa

El ministro de Presidencia, relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha señalado que el viaje del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este jueves a Marruecos es una apuesta del Ejecutivo para abrir nuevas relaciones con el país vecino. Bolaños se ha expresado de este modo al ser preguntado sobre si tiene sentido realizar este viaje sin contar con el respaldo del Congreso de los Diputados.

En una entrevista en cadena SER, Bolaños ha indicado que el Gobierno pretende de este modo dar «estabilidad» en la relación con el país vecino, ha reconocido que había «un problema en la frontera» y que estaba claro que las relaciones entre ambos países no estaban pasando «por su mejor momento». Sin embargo, con esta decisión y este viaje pretenden abrir una nueva etapa y poner en marcha una hoja de ruta «ambiciosa», ha añadido.

Por el contrario, Bolaños ha eludido responder a cuáles serán las contrapartidas que ha ofrecido Marruecos y qué gana España con este acuerdo y se ha limitado a señalar que la posición sobre el Sáhara Occidental no es nueva si no que sigue la misma línea de los defendido por los último expresidentes del Gobierno.

Respecto a la reunión que van a mantener este jueves Sánchez y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha sostenido que da inicio a un diálogo y es bueno que este se vaya construyendo. Por tanto ha señalado que no condicionan la posibilidad de llegar a acuerdos a que Feijóo acepte sus propuestas en bloque.

El ministro ha afirmado que Sánchez va a presentar un paquete de acuerdos dividido en cuatro bloques pero ha negado que hayan puesto la condición previa de que se tenga que pactar «de manera inmediata» y «todo simultáneamente», al ser preguntado al respecto.

Así, ha indicado que estos acuerdos pasan por el cumplimiento de la Constitución, donde incluye la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y también la del Tribunal Constitucional y la respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania. También ha señalado que plantearán un acuerdo respecto a la lucha contra la violencia de género y pedirán «lealtad» en política exterior.