domingo, 25 septiembre 2022 11:12

Gracias a las nuevas tecnologías, es posible aprender inglés de manera fácil y eficiente desde cualquier lugar

Ni como un logro para distinguirse del resto de candidatos en la mayoría de ofertas de trabajo, hablar inglés y tener un título oficial que lo pruebe ya no es otro adorno para el currículum.

Ahora lo diferente es no tenerlo. Lo diferente para peor, claro.

De hecho, actualmente, hay ofertas de trabajo para las que el inglés ha pasado de no ser necesario a ser un requisito. Por ejemplo, hace años a nadie se le habría ocurrido que el inglés sería un requisito para ser docente de educación infantil. La realidad es que hoy, en lugares como la Comunidad de Madrid, el acceso a este puesto está vetado para una persona que no pueda acreditar un nivel C1 de inglés.

Pero al tiempo que ha crecido la presión para aprender inglés sobre las personas que buscan empleo, las nuevas tecnologías han empezado a ponerse al servicio de estos mismos aspirantes.

Aprender inglés nunca fue tan fácil

El nivel de inglés en España sigue siendo inferior al de países vecinos como Portugal o Grecia. El ranking EF English realizado por Education First en 2019, sitúa a España en el puesto 25 de 33 países analizados en Europa. Algunos de los factores que parecen haber sido la causa de este bajo desempeño son el uso de metodologías antiguas y aburridas, rigidez de horarios o la desconexión con los docentes.

Sin embargo, como consecuencia del largo confinamiento y las medidas de distanciamiento que trajo consigo el inicio de la pandemia, las academias de inglés se han visto obligadas a utilizar las nuevas tecnologías para seguir funcionando. Y con ellas, está llegando una evolución de la enseñanza de los idiomas que facilita el aprendizaje.

OS Connect es una de las academias pioneras en España en el uso de las nuevas tecnologías y ofrece clases de preparación para exámenes oficiales de inglés exclusivamente de modo online desde el año 2009. Su director, Sergio Iriarte, explica que las academias de inglés pueden ofrecer la metodología blended learning, lo que significa, a grandes rasgos, que el alumno aprende por su cuenta, y solo se reúne con su profesor para hacer la parte práctica. Todo es mucho más flexible.

Al uso de nuevos métodos más prácticos y eficientes, se unen la integración de servicios de telecomunicación en el proceso de aprendizaje. “La videoconferencia, para la realización de las clases, es el primero que se le viene a uno a la cabeza, pero piensa en la comunicación a través de mensajería instantánea. Hoy en día, si un alumno tiene cualquier duda mientras estudia en casa, puede solucionarla en tiempo real desde su plataforma del mismo modo que utiliza WhatsApp para aclarar una duda con su pareja. Al resolver una duda en el momento en que aparece evitas frustración.”, señala Iriarte. Añade, “Por otra parte, hacemos un uso mucho más eficiente del tiempo. Cuando tu academia pone a tu disposición una plataforma online, puedes aprovechar ratos como esos 10 minutos que esperas en la puerta del colegio a que salga tu hijo para sacar el móvil y empezar la siguiente lección, hacer un ejercicio de gramática o hacer un ejercicio de listening de práctica para el examen.”

Conseguir un certificado de inglés

Las nuevas tecnologías facilitan el proceso de aprendizaje del idioma y, lógicamente, también de la preparación del examen de acreditación.

Aptis ESOL (antes Aptis) se ha convertido en uno de los exámenes preferidos por muchos opositores que necesitan un certificado oficial, pero cuyo nivel de inglés no es tan alto. Por otro lado, los exámenes de Trinity y los de Cambridge, al ser los más consolidados y tener reconocimiento internacional, son los de más prestigio y los más demandados. Pero las nuevas tecnologías, también han llegado a los propios exámenes oficiales con certificados que se pueden conseguir de forma completamente online, haciendo el examen desde casa, con vigilancia remota segura, como los exámenes de LanguageCert.

Incluso la prestigiosa entidad Cambridge Exams, que forma parte de la Universidad de Cambridge, ofrece Linguaskill, un test de nivel que se realiza de forma completamente online y que muchas entidades públicas aceptan como acreditación oficial del nivel de inglés.

Si bien es verdad que hoy aprender inglés y conseguir un título oficial se ha vuelto imprescindible, las nuevas tecnologías han venido para ayudar a cualquier persona a conseguir su certificado oficial incluso desde su propia casa.