lunes, 23 mayo 2022 00:06

Raquel Sánchez alivia los requisitos para ser camionero con vistas a «enterrar» nuevas huelgas

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ya ha dado con la solución para acabar con ese grupo de camioneros que ha paralizado parte de la logística nacional. En lugar de llegar a acuerdos puntuales con esos transportistas que han dicho no a las medidas adoptadas por el Gobierno, lo que hará el ministerio es acelerar la concesión de las licencias y carnets pertinentes para que haya una nueva remesa de camioneros que cubra la demanda necesaria. La idea de la ministra Sánchez es no sentarse bajo ningún concepto con la Plataforma Nacional por la Defensa del Transporte, los convocantes de la huelga. En su lugar, dado que ya ha calmado los ánimos de la mayoría con la rebaja de 20 céntimos por litro de combustible, la ministra ha optado por un plan B con el que espera «enterrar» a estos transportistas a sus ojos incendiarios.

Lo ha publicado el Boletín Oficial del Estado (BOE). Se trata de un real decreto «por el que se regula la cualificación inicial y la formación continua de los conductores de determinados vehículos destinados al transporte por carretera, que, por su urgencia, deben acometerse a la mayor brevedad posible». Esta medida busca enterrar las demandas de estos transportistas que no han aceptado las concesiones del Ejecutivo. Con la opinión pública más calmada con el descuento de 20 céntimos el litro de carburante hasta junio, solo queda suplir las plazas que ocupan estos transportistas que aún se niegan a salir a la calle. Acelerar los trámites para sacar adelante nuevos camioneros, desde los permisos hasta el propio carnet, es una medida que ha seducido a la ministra de Transportes y que ha ejecutado este miércoles.

Aún así, tampoco han renunciado a enmascarar con la tintes ecológicos lo que en realidad es convertir en transportistas a los que tienen un carnet de coche normal y corriente. En este real decreto «se aprueba el Reglamento General de Conductores que, en aras del fomento de un transporte más sostenible que contribuya a la reducción de gases de efecto invernadero, permite conducir con un permiso de clase B aquellos vehículos que excedan en un determinado umbral la masa máxima de 3.500 kilogramos, cuando el exceso provenga exclusivamente de la utilización de sistemas de propulsión alternativos, en el ámbito de acceso al mercado no puede penalizarse la utilización de vehículos más limpios. Vamos, que el carnet de coche te permitirá llevar coches más pesados siempre que ese «exceso» provenga de las baterías.

En el BOE aclaran que «se pretende que los transportes de mercancías realizados en vehículos de la categoría N1 que utilicen como fuente de energía combustibles alternativos», pero lo que esconde es mucho más. También se ha modificado una exigencia para los conductores. Hasta hace días, se «obligaba a los solicitantes de una autorización de transporte público de mercancías por carretera a disponer de al menos un vehículo con una antigüedad inicial no superior a cinco meses, contados desde su primera matriculación». Ahora, con la modificación aplicada por la ministra de Transportes, «se procede a eliminar el requisito de antigüedad media de la flota en relación con las autorizaciones de transporte público de mercancías», sin más.

la ministra quiere evitar que los futuros camioneros respondan al azar en los exámenes tipo test

Otro de los puntos que ha modificado Raquel Sánchez ha modificado es en los exámenes para ser uno más en el sector del transporte. En este caso, la ministra quiere evitar que los futuros camioneros respondan al azar en los exámenes tipo test. Concretamente, el Gobierno establecerá «una penalización de un tercio por la contestación de preguntas y casos prácticos de forma errónea lo que permite corregir la desviación en la puntuación producida por el factor suerte cuando se contesta al azar».

El otro punto que la ministra ha llevado adelante es «por el que se regula la cualificación inicial y la formación continua de los conductores de determinados vehículos destinados al transporte por carretera, regula, en el anexo V, sección 2.ª, la composición de los tribunales de los exámenes para la obtención del certificado de aptitud profesional acreditativo de la cualificación inicial», tal y como se detalla. « Los tribunales de las pruebas estarán formados por cinco miembros: el presidente, tres vocales y el secretario, que actuará con voz y voto, pudiendo designarse miembros suplentes de los anteriores», en resumen.

La idea de Raquel Sánchez, quien firma estas nuevas medidas, es la de facilitar que se obtengan los permisos, aunque para ello se penalice las preguntas falladas para evitar que respondan al azar. Todo esto pretende agilizar las nuevas licencias y conseguir que el número de transportistas aumenten, especialmente en un momento en el que hay un sector en huelga que no parece ser permeable a las medidas que ha tomado el Gobierno para paliar las consecuencias de la huelga de transportistas. Aún así, la plataforma que convocó el paro ha dicho que levanta la huelga para rearmarse.