martes, 24 mayo 2022 10:39

El gigantesco transporte A400M se “traga” un helicóptero Tigre del Ejército

En el marco de la continua asunción de capacidades por parte del Ala 31 del Ejército del Aire con sus gigantescos aviones Airbus A400M, se acaba de validar que puedan albergar y transportar los helicópteros de ataque EC665 Tigre de la Aviación del Ejército de Tierra.

Desde que el 1 de diciembre de 2016 el Ala 31 recibió su primer Airbus Defence & Space (DS)  A400M en su sede de la base de Zaragoza, tras volar desde su línea de fabricación de San Pablo (Sevilla), no ha dejado de ir incrementando las múltiples capacidades que le otorga este magnífico material de transporte aéreo europeo. 

Una de las capacidades que da el A400M es la posibilidad de albergar en su gran bodega de carga y transportar vehículos militares y otros medios como son los helicópteros de diferentes modelos.  Así, y aunque el A400M está diseñado para realizar tales transportes y posteriormente probado y certificado por la citada industria constructora, los diferentes operadores de la aeronave han realizado la validación de dicha capacidad. En concreto fue el Ejército del Aire o Armée de l´Air francés quien comenzó el proceso ya durante la pasada década para proyectar y replegar los helicópteros que opera en el área del Sahel para combatir contra el terrorismo islámico, desde el inicio en enero de  2013 de las sucesivas operaciones Serval y Barkhane, que han sido apoyadas por España.

En el caso de España el organismo encargado de dichas validaciones de cargas, de todo tipo, es la denominada Célula de Evaluación de Cargas para el Transporte Aéreo (CECTA), que forma parte de la Jefatura de Movilidad Aérea (JMOVA) del Ejército del Aire, que tiene sede en la  ciudad de Zaragoza. Así desde el inicio de las citadas operaciones del Ala 31, el personal de la CECTA ha acudido muy a menudo a la cercana base aérea de Zaragoza para validar el aerotransporte del material de las Fuerzas Armadas (FAS) españolas a bordo de los A400M. En el caso de los helicópteros han ido validando el embarque de medios como los Airbus Helicopter AS332 Súper Puma y su “hermano mayor” AS532 Cougar  del Ejército del Aire y la Aviación del Ejército de Tierra (ET) respectivamente, y los más pequeños H120 Colibrí,  que opera la Escuela de Helicópteros de Armilla (Granada), incluida su patrulla “Ascua”.

Tal trabajo se ponía de manifiesto con el traslado en mayo de 2021 de un Airbus Helicopters H225M,  el mayor de la “familia” del Súper Puma, del citado Armée de l´Air  francés desde su base de Cazaux (sur de Francia) hasta el lejano aeropuerto de Tuckson (Arizona-Estados Unidos), en el marco de la cooperación militar a nivel de la UE, que se da través del Mando Aéreo de Transporte Europeo o European Air Transport Command (EATC).

Estos primeros días de abril, el CECTA ha repetido el proceso de validación con uno de los Airbus Helicopters AS665 Tigre de su variante de Helicóptero de Ataque y Destrucción España (HADE) de la Aviación del ET, que en el ámbito militar español se designa oficialmente como HA (Helicóptero de Ataque)-28.

La prueba se ha desarrollado en la Base Aérea de Zaragoza y en ella han participado, por parte del ET, el personal del Batallón de Helicópteros de Ataque (BHELA) I, que es la Unidad que los opera desde la base de Almagro (Ciudad Real), y que desde allí, en colaboración con la Agrupación de Transporte número 1,  trasladó hasta la base aragonesa  en concreto el matriculado como HA.28-20-10069  ET-720. La aeronave fue previamente preparada para la carga, mediante el desmontaje de las palas del rotor principal y las semialas del helicóptero que soportan los sistemas de lanzamiento de cohetes y misiles, y el cañón sito en la parte delantera del fuselaje.

Por parte del Ejercito del Aire han participado en el proceso, además de los citados profesionales de  la CECTA, personal del Ala 31, la Sección de Apoyo al Transporte Aéreo (SATRA) de la base aérea y el Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX).

La validación del Tigre para su aerotransporte en el Airbus A400M permitirá su rápido despliegue autónomo a cualquier escenario que considere el Gobierno de España.

Se habría de recordar que la única vez que se han desplegado los HA.28 a una misión internacional, a finales de marzo de 2013 a Afganistán, se hubo de recurrir al servicio de los macro aviones de transporte ruso/ucranianos Antonov 124.  Los tres Tigres desplazados al país asiático fueron vitales para cumplir la misión de cubrir el repliegue de las tropas españolas y sus medios y equipos desde la localidad de Mazar-el Sharif hasta el aeródromo de repliegue de Herat. Tras finalizar la misión, en noviembre de aquel mismo año, se debió   volver a recurrir al mismo tipo de medio aéreo contratado a la empresa Antonov Bureau Design, a través del proveedor de transporte logístico del Ministerio de Defensa, la empresa DSV para devolver los helicópteros a España.