jueves, 19 mayo 2022 14:22

Iturgaiz defiende el «modelo Ayuso» y pide no apelar al «nacionalismo obligatorio como remedio de todos los males»

El presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, ha defendido la utilidad del denominado «modelo Ayuso» y ha instado al Gobierno Vasco a no apelar al «nacionalismo obligatorio como remedio de todos los males». Además, ha exigido «criticar menos las decisiones que toman otras Comunidades» y utilizar instrumentos propios como el Concierto Económico.

Iturgaiz ha intervenido este viernes en la presentación del acto con empresarios que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, está desarrollando en Vitoria para hablar del modelo fiscal y económico, organizado por el Partido Popular del País Vasco.

Tras considerar un «honor» la visita de Díaz Ayuso y tener así la posibilidad de conocer el «modelo de éxito» que representa y que ha recibido «un elogio generalizado», Iturgaiz ha agradecido también a los empresarios su «espíritu emprendedor y apuesta generosa por convertir Euskadi en tierra atractiva para la inversión propia y ajena».

«Nosotros sabemos bien desde el PP Vasco lo que es el empresariado vasco, motor de esta tierra y motor del conjunto de España, y lo que ha sufrido y padecido en Euskadi», ha recordado, en referencia al terrorismo de ETA. Según ha sostenido, los vascos siguen «muy de cerca lo que acontece en Madrid» ya que, entre otras cuestiones, allí hay muchos vascos al haberse convertido la capital española «en una tierra de oportunidades».

«Antes lo fue el País Vasco, pero ahora la política ha interferido tanto en el mundo socioeconómico que ha hecho menguar nuestro atractivo y convertirlo en un pozo sin fondo. El éxodo juvenil vasco hacia Madrid es un hecho incontestable, y la fuga de talento una hemorragia que el tejido empresarial vasco pide contener y al que nuestras instituciones públicas se muestran incapaces de poner remedio», ha lamentado.

De este modo, Iturgaiz ha apostado por que el País Vasco «vuelva a ser la locomotora económica de España, prototipo de competitividad, punta de lanza del desarrollo económico español y ejemplo de cómo prestigiar el trabajo y el esfuerzo empresarial, hoy apenas valorado en el País Vasco, y además escasamente reconocido institucionalmente».

«Flaco favor hicieron las declaraciones del Lehendakari, Iñigo Urkullu, cuando a una pregunta parlamentaria sobre el modelo de éxito económico contrastado en la Comunidad de Madrid respondió que los empresarios ‘hablan desde su propio interés’ al aplaudir el modelo aplicado en Madrid», ha lamentado.

El dirigente popular vasco, que ha reconocido que se vive «una etapa llena de incertidumbres», ha asegurado que las instituciones públicas «pueden ser útiles para sobrellevar la situación, para no estrangular la economía». «¿Por qué la Comunidad de Madrid crece y el índice de confianza en su economía se dispara y en la Comunidad vasca se estanca?», se ha cuestionado.

A su juicio, se trata de una pregunta que «irrita» a quienes hoy están al frente del Gobierno Vasco pero que «se niegan a responder apelando al nacionalismo obligatorio como remedio de todos los males».

«Debemos criticar menos las legítimas decisiones que toman otras Comunidades, como Madrid, para favorecer su desarrollo económico y deberíamos utilizar aquí más y mejor instrumentos propios, como nuestro Concierto Económico, al servicio de la recuperación económica y del empleo, como por ejemplo para bajar impuestos a los vascos», ha argumentado.

Por todo ello, ha reconocido que el PP vasco mira «con orgullo y sana envidia» el denominado «modelo Ayuso». «A la vista está que la gestión, la buena gestión, no es uno de los fuertes del actual Gobierno vasco. Y por eso, Euskadi debe poner remedio a esta caída libre en la que parece encontrarse nuestra economía», ha expresado.

De este modo, ha incidido en que «si no se pone pronto remedio a esta situación» y si «algún día llega el TAV al País Vasco, más que propiciar la llegada de talento acelerará su salida», ha finalizado.