sábado, 24 septiembre 2022 18:11

¿Cuáles son los beneficios de adherirse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Desde el 30 de julio de 2015, está vigente en España la Ley de Segunda Oportunidad y busca dar una solución a las personas particulares o a las compañías que hayan adquirido deudas que son complicadas de eliminar.

Se trata de un mecanismo para ayudar a todas aquellas personas físicas y autónomos que no pueden pagar sus deudas. En última instancia, si la persona no puede vivir de forma digna, es decir, pagar sus gastos corrientes porque tiene que pagar sus deudas, la ley le protege.

Jose Ruz, abogado en Deudalitix, explica que muchas de las familias que contactan con su despacho han visto disminuidos sus ingresos por la actual situación de crisis.

Los beneficios de ampararse en la Ley de Segunda Oportunidad

Mediante la intervención de los profesionales de Deudalitix, es posible experimentar un alivio y disfrutar de los beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad. Una de las primeras medidas es la detención de los embargos. También es posible salvar la vivienda familiar y desbloquear la nómina. Por otra parte, se pone un freno a las llamadas acosadoras de las empresas de recobro, lo cual significa mejor calidad de vida de manera instantánea.

Si bien cada caso es distinto, todos estos beneficios se aplican de forma general. Bajo este paraguas legal, también es posible que los autónomos continúen con su negocio y que los empleados mantengan su salario. A su vez, todos desaparecen de las listas de morosos.

Para acogerse a los beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad es necesario cumplir con ciertos requisitos. En primer lugar, tiene que existir una justificación que pruebe que el deudor no cuenta con el patrimonio suficiente. Por otra parte, la cantidad adeudada no debe exceder los 5.000.000 € y estos compromisos tienen que haber sido adquiridos de buena fe. Esto significa que el deudor no puede haber sido condenado previamente por delitos económicos y también que debe haber intentado llegar a un acuerdo extrajudicial con sus acreedores.

Cómo llevar a cabo la cancelación de deudas

La Ley de Segunda Oportunidad obliga a los acreedores a fijar una cuota que la otra parte pueda afrontar. En caso contrario, es posible lograr la cancelación de la deuda que, en la norma, se considera como el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI).

En los casos en los que la deuda se mantiene con Hacienda o la Seguridad Social, el despacho Deudalitix es capaz de obtener la cancelación de entre el 70 % y el 100 % del pasivo.

Con el apoyo del despacho de abogados Deudalitix, es posible acogerse a los beneficios que ofrece la Ley de Segunda Oportunidad y, así, conseguir un alivio financiero necesario para poder retomar el camino del crecimiento económico.