jueves, 19 mayo 2022 13:23

Interior espera más ciberataques rusos por la campaña de declaración de la renta

El Ministerio del Interior tiene una tarea pendiente: reforzar la ciberseguridad de los portales web oficiales del Estado. La escasa seguridad en la infraestructura informática de la Administración pública preocupa y mucho al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ya que los ciberataques no han dejado de crecer. Y es que el propio Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha avanzado que en los próximos días podrían producir inminentes ciberataques desde Rusia por la campaña de declaración de la renta. Ante estas amenazas reales contra la seguridad, el Ejecutivo ha decidido poner en marcha una estrategia nacional para frenar los ataques de los hackers.

La digitación del planeta ha traído nuevos campos de batalla en pleno contexto bélico. La guerra de Rusia y Ucrania no solo se libra en el frente, también lo hace en el plano cibernético. Si bien hace unas semanas Anonymous amenazaba a los tropas de Putin con un hackeo de sus redes informáticas, hoy es Rusia quien está preparando un ataque cibernético que podría llegar hasta España.

No es la primera vez que las redes informáticas de los organismos oficiales de la Administración General del Estado español se han visto amenazados. Hace tan solo un año el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) sufrió un ciberataque que consiguió paralizar los pagos del paro. También las redes sociales del Estado Mayor de la Defensa (EMAD) sufrieron un hackeo y amanecieron con las fotos de una mujer en ropa interior. Pero eso no es todo y es que las páginas web oficiales de los ministerios sufren numerosas caídas de forma habitual debido a la escasa seguridad cibernética de sus portales.

las páginas web oficiales de los ministerios sufren numerosas caídas de forma habitual

Con el objetivo de aminorar la acción de los hackers, el Gobierno de España ha puesto en marcha el pasado marzo un Plan Nacional de Ciberseguridad dotado de 1.000 millones de euros y más de 130 actuaciones. Ante el temor de posibles amenazas desde Rusia, Pedro Sánchez ha decidido crear un Centro de Operaciones de Ciberseguridad de la Administración General del Estado que tendrá que ejecutar las medidas recogidas en la Estrategia Nacional de Ciberseguridad.

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez (PSOE)

Cabe destacar que las amenazas cibernéticas son una de las grandes preocupaciones del Gobierno. Fuentes del Ministerio del Interior aseguran que los ciberataques suponen una amenaza real para la Seguridad Nacional y que es más que necesario luchar contra ellos. Es por ello que el Ejecutivo nacional ha puesto en marcha este plan que supone la iniciativa estatal más ambiciosa llevada a cabo en España en el ámbito de la ciberseguridad.

INDRA Y TELEFÓNICA PRTEGERAN A ESPAÑA CONTRA LOS CIBERATAQUES

Con el objetivo de luchar contra los ciberataques, el Gobierno de España ha decidido crear un Centro de Operaciones de Ciberseguridad de la Administración General del Estado. Este nuevo organismo ha sido creado de la mano de Indra y Telefónica por un precio de 46,4 millones de euros. De este modo, el Ejecutivo nacional ha puesto en manos de estos dos colosos empresariales la ciberseguridad de los españoles.

Hasta ahora, la protección de la ciberseguridad de las instituciones públicas recaía en cada uno de los ministerios. La seguridad informática de las empresas se ha vigilado, hasta ahora, a través del INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad), dependiente del Ministerio de Industria; la de los ciudadanos se protegía a través de las áreas informatizadas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, dependientes de Interior, y la de la administración pública se cuidaba mediante el Centro Criptológico Nacional. Asimismo, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) también ofrecía su apoyo a estas estructuras. Sin embargo, toda esta diversificación tiene los días contados ya que el Ejecutivo ha proyectado una estrategia conjunta de la mano de Indra y de Telefónica para luchar contra los ciberataques.

La necesidad de un plan a nivel estatal llega tras las amenazas de Vladimir Putin de instaurar una guerra cibernética a escala mundial. Este escenario geopolítico ha impulsado al Gobierno de España a tomar cartas en el asunto. Además, el crecimiento exponencial de los hackeos a organismos oficiales ha hecho que sea necesaria la toma de decisiones urgentes para blindar los equipos informáticos de los organismos oficiales. En vez de contar cada ministerio con su propia seguridad, desde el Gobierno de España ya preparan una estrategia conjunta con el fin de no sucumbir a estas amenazas de la seguridad nacional. Alertados por el Ministerio del Interior que lleva meses avisando de estos escenarios, La Moncloa ha decidido tomar cartas en el asunto.