domingo, 3 julio 2022 07:48

Feijóo sitúa su relevo en la Xunta antes del congreso y evita señalar a Rueda

El relevo institucional de Alberto Núñez Feijóo al frente de la Presidencia de la Xunta será “muy probablemente” previo al congreso extraordinario que el PP gallego convocará “en los próximos días”, aunque la idea es que ambos procedimientos queden zanjados en el mes de mayo.

Así lo ha ratificado, en declaraciones a los medios en Porto do Son, el propio Feijóo, quien, pese a que el respaldo expreso verbalizado en la pasada jornada por el ‘barón’ provincial ourensano, Manuel Baltar, allana el camino al vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, para convertirse en presidente gallego y del PPdeG, ha evitado hablar de “nombres”.

Feijóo se ha limitado confirmar que ha hablado con los presidentes provinciales y con los principales dirigentes del partido, de forma que hay “un acuerdo” para que la Junta Directiva del PPdeG convoque en los próximos días un cónclave extraordinario, que ratificará a su sucesor orgánico.

Tras su renuncia para tomar las riendas del PP estatal, es el secretario general, Miguel Tellado, quien, según determinan los Estatutos populares, tiene temporalmente las funciones de dirección de la formación, por ser el siguiente cargo orgánico en la jerarquía popular, ya que el PPdeG no tiene vicepresidente.

El “acuerdo” para informar de que se convocará el cónclave es el único del que ha informado Feijóo, quien ha recordado que él ya no preside el PPdeG y, si “adicionalmente” hay otro pacto en torno a un nombre, no le corresponde a él verbalizar nada al respecto. En todo caso, ha sugerido que tendrán que pronunciarse los presidentes provinciales.

También ha defendido que “cualquier militante” que reúna “cien avales” puede concurrir al congreso, aunque ha manifestado, en paralelo, cuáles son los “ingredientes” que certifican el éxito en las urnas del PPdeG y que, a su juicio, le podrían permitir aspirar a una quinta mayoría absoluta: “unidad” e “ilusión” por “seguir alcanzando la estabilidad institucional y política”.

Y, a su modo de ver, es preferible que no haya bicefalia entre quien dirija la Xunta y el partido. “Si puede haber coincidencia mucho mejor, es nuestro estilo de gobernar. Quien tiene la responsabilidad de gobierno, lo lógico es que tenga responsabilidad orgánica. Así funcionamos y así espero que sigamos funcionando. Vamos a enviar un mensaje de responsabilidad”, ha zanjado.