sábado, 2 julio 2022 00:30

Los centros de mayores ven “una temeridad” retirar ahora mascarillas en interiores

La Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM) ha manifestado que la retirada de la obligación de llevar mascarillas en interiores a partir del próximo 20 de abril es “una auténtica temeridad” que “pone en riesgo grave de contagio a la población en general y atenta gravemente contra la salud de los más vulnerables”.

La FOAM ha asegurado en un comunicado que “no entendemos ni compartimos las prisas por gripalizar el Covid”, ya que “no es una gripe y por lo tanto no se le puede da el mismo tratamiento”. Ha enumerado que, hasta el momento, “las autoridades sanitarias han contabilizado 6.689.447 de infecciones desde que arrancara a mediados del pasado mes de octubre la sexta ola”.

Desde la Federación han añadido que son 27,10 veces más contagios que los registrados en la primera ola (246.272); 4,59 veces más que los diagnosticados en la segunda (1.455.824); 4,48 veces más que los de la tercera (1.492.734); 11,89 veces más que los registrados en la cuarta (562.380) y 5,50 veces más que los de la quinta (1.215.555).

Sobre las defunciones, los centros de mayores han detallado que “hasta la última actualización facilitada por el Ministerio de Sanidad a fecha 12 de abril en esta sexta ola se han producido 17.435 fallecimientos”, indicando que “en la primera se produjeron 28.323, en la segunda 18.322, en la tercera 25.778, en la cuarta 8.228 y en la quinta 6.180”.

En esta línea, han puesto de relieve que “si se hubiera seguido la misma proporción entre infecciones, ingresos hospitalarios y muertes de las olas anteriores, los hospitales habrían colapsado totalmente y la cifra de decesos habría batido todos los récords”, lo que “no ha ocurrido por el impacto de la vacunación y la menor peligrosidad de la variante ómicron con respecto a sus otras antecesoras”.

Así, la FOAM ha hecho hincapié en que el Covid “no está en retroceso países como China, Hong Kong” y “la propia New York en Estados Unidos, entre otras, están viviendo un repunte del virus que en algunos casos se está volviendo incluso nuevamente a confinar a grandes cantidades de personas para tratar de contener el virus”, ha apostillado.

A este respecto, ha añadido que “países como Alemania, Francia, Austria. Australia. Chipre, Corea del Sur y Nueva Zelanda han experimentado en los últimos 14 días contagios por encima de los 2.000”.

Los centros de mayores han subrayado que Estados Unidos “está viviendo en estos últimos siete días un repunte preocupante ocasionado por la variante de ómicron BA-2 y así la tasa de incidencia acumulada es en Columbia de 434,64, en Vermont 371,91, en Rhode Island de 338,98, en New York de 319,93 y en Massachusetts de 299,83”.

“La variante Ómicron, que ya era mas contagiosa que sus predecesoras la original de Wuhan y la Delta, está continuamente mutando y creando nuevas subvariantes que cada vez son más contagiosas, aunque gracias a las vacunas menos letales”, ha precisado la FOAM, apuntado que “así surgió la variante BA.1, luego la BA.2 (cepa dominante actualmente en Europa) más contagiosa que la anterior, aunque menos letal”. “De momento las vacunas resisten, pero no sabemos por cuanto tiempo ni hacia dónde camina el virus”, ha precisado.

Según últimos datos facilitados por el Ministerio de Sanidad a fecha 12 de abril y teniendo en cuenta la nueva forma de controlar la pandemia (solo se ejerce seguimiento de 60 o mas años no e la población en general) la incidencia acumulada en los últimos 14 días (x100.000 ha) alcanzaba los 435,42 en España, siendo en Andalucía de 252,91. La Federación ha informado que la tasa de ocupación hospitalaria es de 10,09, en UCI 0,78. En Andalucía el 5,75 y en UCI el 0,46. La tasa semanal de mortalidad por millón de habitantes en España es de 22,00 y en Andalucía de 17,28.

Han manifestado que, “teniendo en cuenta la fiabilidad de estos datos que es poca, por no decir ninguna, y que con toda probabilidad sufrirán un notable aumento después de lo visto en Semana Santa la situación no está para permitirnos frivolidades que encima con toda probabilidad van ha ocasionar muchas muertes –evitables– sobre todo en la población vulnerable”.

La Foam ha remarcado que las mascarillas FFP2 “se han mostrado tremendamente eficaces para prevenir la propagación del virus”, apostillando que “ante la situación actual suprimir la obligación de su uso en interiores es totalmente descabellado e irresponsable”.

Por último, desde los centros de mayores andaluces han hecho un llamamiento “a los ciudadanos en general a continuar a partir del 20 de abril con el uso de las mascarillas en interiores a pesar de que el Ministerio de Sanidad, obviando la situación actual, haya suprimido el uso obligatorio de las mismas”.