miércoles, 25 mayo 2022 20:26

Los cazadores exigen la dimisión de Ribera por estar «entregada al ecologismo» y «querer prohibir» la caza de codorniz

Más de 150 representantes de las federaciones autonómicas de la Real Federación Española de Caza (RFEC) se han concentrado a las puertas del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico para exigir el cese de la vicepresidenta tercera y titular de ese departamento, Teresa Ribera, a la que ven «entregada al ecologismo y al animalismo» al «querer prohibir» la caza de la codorniz.

El presidente de la RFEC, Manuel Gallardo, ha entregado un documento en la sede ministerial en la que trasladan sus reivindicaciones a la ministra Ribera a quien aseguran que no cejarán en su esfuerzo hasta lograr su dimisión o cese.

Este viernes está convocado el Comité de Flora y Fauna Silvestre en el que uno de los asuntos a tratar es la declaración de la codorniz como especie en peligro de extinción, lo que en la práctica supondría la prohibición de cazar este ave.

Pero Gallardo ha asegurado que esa prohibición no se va a materializar porque las distintas federaciones autonómicas han hablado con los consejeros del ramo que participarán este viernes en el citado órgano consultivo donde vaticina que votarán «no» a la propuesta planteada por SEO/BirdLife.

«Hoy le hemos dicho a voces que dimita», ha incidido el presidente de la RFEC ante las puertas del Ministerio donde ha exigido a Ribera una reunión donde en la que presentarle sus reivindicaciones y exigirle una transición justa «pero no a cargo de sacrificar territorios y al mundo rural».

A su juicio, Teresa Ribera está «entregada al ecologismo y al animalismo y es una activista». «Lo que dijo a título personal de que prohibiría la caza, hoy lo dice como ministra y eso no se puede permitir», ha apostillado Gallardo, que acusa también a la ministra de sacrificar a una parte muy importante de la ciudadanía por la ideología animalista y totalitaria.

Por ello, ha anunciado que seguirán exigiendo la dimisión de Ribera y no cejarán en el intento, al tiempo que advierte al Gobierno de que «queda poco tiempo para las elecciones» y los cazadores, que aglutinan en torno a 2 millones de personas en el conjunto de España, no van a apoyar a «ningún partido que no defienda la actividad».

«La caza es apartidista pero no es apolítica. La caza ha llegado a la política y va a forzar a los partidos a que atiendan a nuestras reivindicaciones. Continuaremos en la batalla», ha defendido.

Asimismo, en declaraciones ha manifestado que la caza es un sector humilde que ha estado silenciada durante mucho tiempo pero tras «agresiones continuas» a su actividad y tienen que «luchar».

Gallardo ha manifestado su disconformidad con que Ribera se reúna «habitualmente» con grupos ecologistas que son bienvenidos al Ministerio mientras que «se niega» a recibir al sector de la caza que representa directa e indirectamente a 2 millones de personas.

«Estamos ante el MITECO, declarado anticaza, la propia ministra ya se declaró contra la actividad cinegética a título personal y ahora lo hace a título de ministra. Es una situación rechazable», ha insistido.

En su opinión, Ribera «echada en brazos del animalismo, el ecologismo» quiere prohibir la caza de la codorniz sin «ningún» criterio científico, igual que hizo con el lobo para «favorecer» a las ONG ecologistas que «luego se llevan un importante pellizco del erario público sin ser tejido productivo».

Por último, observa una diferencia sustancial y una «rivalidad importante» entre este departamento y el de Agricultura, Pesca y Alimentación. Así, ha defendido que mientras el ministro Luis Planas «donde quiera que va dice que defiende la caza», la ministra Ribera dice que la prohibiría.

En su análisis, cree que después del 20 de marzo –cuando se celebró la manifestación del sector del campo en Madrid– la ministra se encuentra «en franca minoría» y opina que dentro del Gobierno existen «una serie de equilibrios difíciles de mantener» porque las políticas de Transición Ecológica y de Derechos Sociales «son contrarias al PSOE».

En definitiva, alerta del Ejecutivo de que «todas» las políticas contra el mundo rural de estos dos Ministerios no son adecuadas para los intereses del PSOE y «no le van a dar votos» por lo que vaticina que «no tardando» habrá una crisis de Gobierno por la «insostenible alianza del PSOE con Podemos». Ante las elecciones de 2023 recuerda que han dicho claramente que dirán a qué partidos no hay que votar y tratarán de persuadir a sus federados para que no apoyen a lo partidos que van contra la caza.