sábado, 21 mayo 2022 13:34

Francisco Pardo, el gris César Millán de Marlaska que «aburre» en Interior

La Policía Nacional tiene una «estrella» entre sus filas. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, cuenta con todo un adiestrador de perros entre los altos cargos de su departamento. Se trata de el director General de la Policía Nacional, Francisco Pardo Piqueras. A este alto cargo del instituto armado le mordió un perro policía cuando se disponía a asistir al acto de toma de posesión de la nueva jefa superior de los policías cántabros, Carmen Martínez Ruiz. Esto le puso en el punto de mira todos los grupos de WhatsApp de policías. Es decir, esto le convirtió en el César Millán de la Policía Nacional. Sin embargo, esta no es la única cuestión que ha llevado a Pardo a ser la comidilla entre los agentes del cuerpo armado. Y es que, durante su etapa como secretario de Estado de Defensa adjudicó 50 millones de euros a una empresa de la que formó parte posteriormente.

Francisco Pardo llegó a las filas de la Policía Nacional en el año 2018 como director general. Sin embargo, ha sido más recientemente cuando se ha convertido en la «estrella» del instituto armado. El pasado mes de octubre del año 2021, Pardo acudió a las dependencias centrales de la Policía Nacional situadas en el barrio de La Albericia, en Santander. En estas instalaciones tuvo lugar el acto de toma de posición de Carmen Martínez Ruiz como nueva jefa superior de los policías de Cantabria. Durante este evento, el director general del instituto armado no pudo resistir la tentación de acariciar a uno de los perros policía con los que cuenta cuerpo. Lo que él no se esperaba era que el can le mordiera la mano. Una situación que se convirtió en la comidilla interna de la policía. Algunos en tono jocoso afirmaron «felizmente, el can salió ileso».

Francisco pardo no se lleva especialmente bien con los perros policía

Además, el asunto no quedó ahí sino que los policías más ingeniosos crearon un meme para reírse de la historia que había protagonizado Pardo. Esta imagen chistosa fue difundida a través de los grupos de WhatsApp de un sin fin de agentes de este instituto armado. Así, el meme rápidamente estaba en el móvil de muchos de los miembros de la Policía Nacional que no dudaron en reírse de la situación que su jefe había vivido durante la toma de posesión de un alto cargo del departamento que dirige. Esto le convirtió en un hito entre las filas del ministro Marlaska, en una estrella, en el verdadero «adiestrador» de perros. Esta situación le convirtió en el César Millán de la Policía Nacional. Y es que, hasta a los mejores educadores les ha mordido en alguna ocasión un perro. Aunque esto no es lo único que ha llevado a Pardo a ser el protagonista de una noticia.

Antes de llegar a las filas de la Policía Nacional, Pardo ha ostentado cargos muy diferentes. Ha sido asesor y Jefe de Gabinete de la Consejería de Agricultura y Director General de Relaciones Institucionales de la Junta de Castilla-La Mancha. Entre 1999 y 2004 fue Director de Gabinete, Secretario General y consejero de la Presidencia de Castilla-La Mancha. Asimismo, entre el año 2004 y 2007 fue nombrado secretario de Estado de Defensa, una etapa que no olvidará. Y es que, durante este periodo adjudicó 50 millones de euros a Tecnove SL a través de diversos contratos públicos. Pardo, sirviéndose de su cargo público, parece ser que adjudicó un total de 24 contratos a dicha empresa cuya suma ascendía a la cifra de 50 millones de euros.

Francisco Pardo

Además de esta cuestión, lo que sorprendió es que posteriormente pasó a formar parte de las filas de dicha empresa, parece que con los contratos se estaba preparando el terreno, se está ganando su futuro puesto. Tras abandonar el Ministerio de Defensa, Tecnove SL continuó recibiendo diversos contratos públicos del Gobierno, aunque Pardo ya no era el responsable de estos acuerdo, ya que pasó a ocupar un puesto en las Cortes de Castilla-La Mancha como diputado en un primero momento, y después como presidente. Sin embargo, después de dejar el Parlamento manchego, en el año 2012 consiguió un puesto en la empresa a la que había regado con acuerdos públicos, Tecnove SL.

Una etapa que parece que está tratando de dejar atrás. Todos los altos cargos de la Administración Pública tienen su currículum a disposición de cualquier usuario. En ellos puede observarse su trayectoria y saber todos los puestos por los que han pasado. Sin embargo, en la carrera profesional de Pardo hay uno que da la «tremenda» casualidad, no aparece. Se trata de su puesto en la empresa Tecnove SL. Parece que el director General de la Policía quiere olvidar su pasado en las filas de esta empresa, quiere desligarse de todo tipo de polémica, quiere hacer desaparecer esta etapa de su vida a toda costa.

Lo que seguramente también querrá olvidar es del mordisco del perro policía. Sin embargo, los agentes, probablemente, no dejarán que esta historia se olvide tan rápido, ya que se trata de una situación jocosa y más al tener a su jefe como protagonista. El César Millán de la Policía Nacional es toda un estrella en el instituto armado, igual se decide en un futuro, a dejarse caer por el centro de adiestramiento para superar su miedo a los perros, hacer las paces con los canes de la Policía y decidirse a volver a acariciar uno.