sábado, 2 julio 2022 13:43

Gamarra reclama la Comisión de Secretos Oficiales para aclarar el supuesto espionaje a independentistas

La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha reclamado este viernes constituir ya la Comisión de Secretos Oficiales para aclarar el supuesto espionaje a más de 60 dirigentes independentistas a través del sistema Pegasus. A su entender, ése sería el camino para “despejar cualquier dura” ante el momento de “incertidumbre que se vive” por el llamado ‘caso Pegasus’.

Así se ha pronunciado después de que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, haya exigido al Gobierno responsabilidades por ese supuesto espionaje a móviles de cargos independentistas. De hecho, ha avisado que ve “inviable” colaborar con el presidente Pedro Sánchez si no depura ya responsabilidades por lo que considera “el mayor escándalo de espionaje la democracia”.

Paralelamente, Unidas Podemos, los partidos independentistas y los que apoyaron la investidura de Sánchez han pedido crear una comisión de investigación en el Congreso sobre ese presunto espionaje. El partido morado, que comparte gobierno con el PSOE, ha plasmado su firma en esta iniciativa que han suscrito ERC, EH Bildu, el PNV, Más País, Compromís, Junts, el PDeCAT, la CUP y BNG.

Al ser preguntada si el PP está favor de convocar la Comisión de Secretos Oficiales o de crear una comisión de investigación como piden Unidas Podemos y más formaciones, Gamarra ha señalado que “sería bueno, sobre todo por el momento de incertidumbre que se vive por este asunto”, constituir la Comisión de Secretos Oficiales para que se ofrezcan ahí explicaciones.

DICE QUE DEPENDE DE BATET SU CONSTITUCIÓN

La ‘número dos’ del PP ha afirmado que se trata de “buscar la máxima transparencia” y “despejar cualquier tipo de duda” con la constitución de esa Comisión de Secretos Oficiales. Además, ha recordado que la “capacidad y facultad para constituirla depende de la presidenta de la Cámara”, Meritxell Batet.

“Creo que ése sería el camino para que se pueda despejar cualquier tipo de duda”, ha manifestado Gamarra en una entrevista en Antena 3, en relación con la polémica abierta por el supuesto espionaje.

El pasado miércoles, Gamarra ya emplazó al Gobierno a ofrecer explicaciones con “transparencia”, pero se mostró convencida de que con esas aclaraciones “se despejarán todas las dudas”. “Creo que lo importante es la transparencia y que el Gobierno dé las explicaciones oportunas en los ámbitos correspondientes”, dijo en durante una conferencia-coloquio en el Club Siglo XXI, donde añadió que el PP confía en el Ejecutivo y no entra ni en “suposiciones” ni “elucubraciones”.

EL CONGRESO LLEVA TRES AÑOS SIN COMISIÓN DE SECRETOS

El Congreso lleva tres años sin Comisión de Secretos Oficiales, que es llamada oficialmente Comisión de control de los Gastos Reservados, por los vetos mutuos de los grupos parlamentarios. Para poder conocer materias clasificadas es necesario contar con la autorización del Pleno del Congreso obteniendo el respaldo de tres quintos de la Cámara, esto es de 210 votos, en una votación secreta mediante papeleta en urna.

Los elegidos, uno por cada grupo del Congreso (generalmente el portavoz), pasan a formar parte automáticamente de la citada comisión que dirige la presidenta de la Cámara. Llegar a esos 210 votos resulta muy complicado porque requiere de apoyos mutuos entre los grupos parlamentarios, y el clima político no parece propicio.

Vox ya adelantó al inicio de la legislatura que no pensaba aportar ni un voto a los independentistas y que haría todo lo posible para que no tengan acceso a información reservada. Y el PP tampoco quiere apoyar que Bildu pueda conocer secretos de Estado, dados su antiguos vínculos con Batasuna.

En una reciente entrevista, el portavoz del Grupo Socialista, Héctor Gómez, se mostró dispuesto a poner en marcha esta comisión y dijo esperar que los vetos cruzados entre partidos no lo impidan. Y esta semana, la portavoz del PSOE en el Senado, Eva Granados, ha instado a los grupos a desbloquear la constitución de esa comisión.