miércoles, 25 mayo 2022 08:35

Así es el navío del Ejército de Tierra “Ysabel”, que transporta ayuda militar a Ucrania

Mientras zarpaba de la base naval de Rota (Cádiz) el navío “Ysabel” a las 20 horas de la tarde del pasado 20 de abril, en Polonia el presidente Pedro Sánchez  ultimaba su desplazamiento a Ucrania, donde la siguiente jornada, tras reunirse en Kiev con su homólogo Zelenski, anunciaba un importante paquete de ayuda militar a los ucranios que llegaría a bordo del buque.

El presidente Sánchez durante su mediática visita, sabedor además del gran apoyo de la opinión pública española a la causa de la defensa de Ucrania contra los invasores rusos, tenía guardado en la chistera el anunció de la entrega de 200 toneladas de munición, que ya estaban siendo transportadas hasta Ucrania a bordo del “Ysabel”.   Además en la gigantesca bodega del navío van trincados 30 camiones y una decena de vehículos ligeros, que cargarán dicha munición una vez en el puerto polaco de destino, probablemente la base naval de Gdynia, sita a orillas del Báltico, que es la principal de esta marina militar de dicho país de la OTAN.

Una vez allí, con más conductores del Ejército de Tierra que llegarán por vía aérea, ya que a bordo sólo viajan unos pocos para el caso de tener que mover los medios en bodega ante una emergencia, en dichos vehículos se transportaría la citada carga a las cercanías de la frontera de Ucrania. Lo más seguro es que se llevaría  a la ciudad de Rzeszów, donde se centraliza, bajo el escudo de los misiles antiaéreos MIM-104 Patriot de los aliados (Alemania y Holanda) de la  OTAN, la recepción y posterior traslado de la ayuda que da la comunidad internacional a Ucrania. Precisamente al aeropuerto de dicha ciudad del sureste de Polonia llegaba Sánchez en un Falcon 900 del Ejército del Aire la tarde del día 20. No está claro si una vez transportada la munición, dichos vehículos serán donados a Ucrania o se replegaran a España

Una vez más en esta crisis el Gobierno de España, y esperemos que su opinión publica, se está dando cuenta de las múltiples capacidades que dan las Fuerzas Armadas españolas las 24 horas del día y las 7 jornadas de la semana, en este caso de transporte logístico marítimo, sin tener que acudir a los plazos y condicionantes de los operadores civiles.

Como ya publicamos en Moncloa.com, el navío o según su designación oficial Buque de Transporte Logístico (BTL) “Ysabel” es propiedad del Ejército de Tierra (ET) español, a quien fue entregado por parte de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) el 2 de  junio de 2021.

Además en esa fecha se incorporaba a las filas de la Armada española, que  es  quien opera el BTL, con una dotación de 51 personas al frente de la cual está su Comandante el capitán de fragata Pedro Antonio Pérez Núñez, y que figura en la lista oficial de buques de la Armada con dicho nombre y el numeral A6 (la A por auxiliar).                                                                                                               Este navío, cuyo nombre recuerda a la reina Isabel I y otras isabeles de la historia de España, es un buque  ferry de tipo comercial  rolero o Ro-Ro, el acrónimo del término inglés roll on-roll off, con el cual se denomina a todo tipo de barco que transporta cargamento rodado (coches, camiones y remolques).

Fue comprado a finales de 2020 al Grupo Suardíaz por la parte de la referida DGAM por un importe de 7,5 millones de euros. Posteriormente fue sometido a una serie de trabajos en las instalaciones de reparaciones y mantenimiento naval de Suardíaz en Vigo (Pontevedra), pintado con su nueva librea gris naval y rotulado el nuevo nombre “Ysabel”  y su referido numeral A06 más que apreciable, que se correspondería con este sexto buque Auxiliar de la Institución. Fue construido en 2003 por el astillero vigués Barreras, siendo bautizado como “Galicia”, tiene un desplazamiento de 16.361 toneladas, una eslora (largo) de 149 metros y su manga (ancho) es de 21 metros, siendo su calado de 5,2 metros.

El BTL, que tiene  base en Cartagena (Murcia) en concreto en el muelle del Carbón, cuenta con seis cubiertas de carga para vehículos, de las cuales una es car-deck móvil para realizar cargas muy versátiles en función del material a transportar y al contingente al que apoyan. Tras las citadas modificaciones estructurales realizadas en las instalaciones de Suardíaz, en su gigantesca bodega el buque dispone de una capacidad de carga de 4.973 metros lineales de vehículos ligeros o la combinación de 2.062 metros lineales de vehículos ligeros y 1.288 metros de vehículos pesados, y capacidad para unos 1.200 vehículos.