jueves, 19 mayo 2022 10:28

Cómo tributar en Andorra y por qué hacerlo

Muchos autónomos han dejado el país para irse a Andorra, lo cual no es de extrañar, ya que este pequeño país nos ofrece muchas ventajas fiscales. Sin embargo, ¿sigues preguntándote por qué invertir en Andorra en 2022? O ¿directamente quieres saber cómo vivir en Andorra?

En este artículo aclararemos tus dudas más importantes, así que sigue leyendo y entérate de por qué les sale más a cuenta a los autónomos vivir en Andorra.

¿Quién puede tributar en Andorra?

El componente básico para pagar impuestos en Andorra es el traslado de la residencia efectiva. Si conoces los requisitos de la residencia activa en Andorra, deberías saber que residir en Andorra, cambiar de casa, alquilar o comprar un inmueble, y todo lo que esté en medio puede ser arriesgado, si no cumples dichos requisitos ya que la Hacienda española puede examinarlo.

La Administración busca falsas modificaciones mediante el uso de tarjetas de crédito, cuotas de gimnasio y otros medios. Sin embargo, cuando se pagan impuestos en Andorra, se deja de ser residente español.

La norma andorrana también estipula que el individuo debe permanecer en Andorra al menos 183 días al año, o más de la mitad del año. Según el Decreto Legislativo 5-6-2019 sobre el impuesto sobre la renta de las personas físicas de Andorra, también se puede considerar que el núcleo de su actividad económica está basado en el país.

En consecuencia, solo se exige la residencia, no la nacionalidad. Los autónomos, como youtubers o empresarios, se trasladan a Andorra, montan un negocio, que pueden hacer como residentes, y luego solicitan la residencia. La nacionalidad es otra cosa; sólo es necesaria para votar en las elecciones y trabajar como funcionario, pero no es necesaria para pagar impuestos ni vivir en Andorra.

Requisitos para obtener la autorización de Profesión Titulada para trabajar como autónomo en Andorra

Las personas extranjeras que deseen obtener una autorización de Profesión Cualificada en Andorra deben tener su título universitario legalizado, ya sea mediante la Apostilla de la Haya o por procedimientos diplomáticos, y en algunas situaciones, debe ser traducido previamente. Hay que conocer de antemano el tipo de legalización que corresponde a la procedencia de los papeles. Después, tendrás que pasar por el proceso de homologación del Servei de Tràmits del Govern d’Andorra para los títulos universitarios en Andorra. Debes saber que los requisitos previos para la homologación de títulos académicos en Andorra pueden variar en función de la nación de origen. Además, si se trata de una profesión colegiada, se requiere la inscripción en el Colegio correspondiente. Cada Colegio tiene su propio conjunto de requisitos previos que deben cumplirse en su totalidad para poder inscribirse.

En la solicitud de homologación como profesión colegiada en Andorra se deben incluir los siguientes documentos legales:

  • La identificación del solicitante. Se requiere un pasaporte o una tarjeta de identificación emitida por el gobierno.
  • Si se trata de una profesión colegiada, deberás inscribirte en el colegio correspondiente.
  • El currículum vitae.
  • Educación superior andorrana o un título reconocido en Andorra.
  • El Suplemento Europeo al Título (SET), el cual es un documento que acompaña a los títulos universitarios reconocidos de instituciones europeas. Los títulos de países extranjeros deben ir acompañados de un expediente académico legalizado. Para ser legítimos en Andorra, todos los documentos deben estar también debidamente legalizados.

Otros requisitos pueden ser diferentes en función de tu titulación. Por ejemplo, se te puede exigir que demuestres que has realizado prácticas en el país.

El material que proporciones con tu solicitud debe estar escrito en una de las tres lenguas oficiales de Andorra: catalán, español o francés. En caso contrario, un traductor jurado deberá traducirlos al catalán.

¿Se considera Andorra un paraíso fiscal?

Andorra tenía el estatus de paraíso fiscal en España hace diez años, pero ya no lo reconoce. España lo sacó de la lista de paraísos fiscales en 2011 porque llegó a un acuerdo de intercambio de información y doble imposición.

Con él, el Gobierno español puede solicitar información fiscal al andorrano. Para ser etiquetado como paraíso fiscal, debe tener dos características: no transferir información y no pagar impuestos. Andorra ya intercambia información y ha empezado a cobrar impuestos. Además, la UE ya no la considera un paraíso fiscal desde 2018.

Sin embargo, si lo comparamos con España, se puede llegar a considerar, ya que su impuesto tipo máximo es de un 10% frente al 48% de España. ¿Renta o no renta irse? ¡En nuestra opinión sí!