jueves, 26 mayo 2022 10:25

Paco Recuero, el director de marketing de Burger King que devalúa su propia marca

La última campaña de Burger King ha puesto en el foco mediático a Paco Recuero. Se trata de el jefe de marketing de la cadena de comida rápida y responsable de la publicidad instalada en Sevilla durante la Semana Santa. Y es que, parece ser que se le fue la mano con la creatividad y utilizó distintas tradiciones de la religión católica para diseñar la campaña que se instaló durante dichas festividades. La publicidad consiguió levantar un sin fin de críticas y peticiones de boicot por utilizar la religión cristiana para intentar vender hamburguesas. Una cuestión que no han dudado en recriminarle desde su propia empresa. Y es que, el objetivo de la campaña era dar visibilidad a los productos vegetales de Burger King en época de cuaresma. Sin embargo, lo que finalmente ha conseguido este director de marketing ha sido devaluar considerablemente su propia marca, Burger King, ya que muchos usuarios probablemente no volverán a mirar a la cadena de la misma manera. Y todo por culpa de Paco Recuero.

El director de marketing de Burger King se ha coronado estas vacaciones utilizando las tradiciones católicas de Semana Santa junto con algún que otro guiño a Jesucristo. «Tomad y comed todos de él. Que no lleva carne. 100% vegetariano. 100% sabor. Big King Vegetal«, decía el cartel que se podía ver en más de una valla publicitaria en Sevilla. Pero no era el único, en otro anuncio de la polémica y fracasada campaña se lee «Carne de mi carne», con la palabra «carne» tachada y reemplazada con «vegetal». Estas fueron las desafortunadas frases elegidas por Recuero para la campaña de Semana Santa. Unas citas que han causado serios daños para la cadena de comida rápida.

A nivel interno, esta situación no ha sentado nada bien y diversos trabajadores dentro de la compañía le han puesto en el punto de mira, cuestionando el trabajo del director de marketing de Burger King, ya que entienden que su «estupidez», en referencia a la polémica campaña de Semana Santa, ha perjudicado la reputación de la cadena. Además, algunos compañeros de Recuero han tenido que sacarle las castañas del fuego y tratar de apaciguar el incendio mediático que ha provocado. Así, gente de su entorno más cercano está llamando a los medios de comunicación para tratar de presionarles con el fin de que le saquen del foco, ya que tienen miedo de que esta metedura de mata le cueste el puesto de trabajo y acabe de patitas en la calle.

Tiene la «piel fina»

La red social del pajarito, Twitter, ha sido uno de los principales lugares donde Recuerdo ha obtenido mayor protagonismo, ya que los usuarios no dudado en recriminarle su trabajo. Eso sí, parece ser que el director de marketing tiene la «piel muy fina», como le define un perfil de esta red social, ya que Recuero tiene su cuenta protegida. Esto implica que solo aquellas personas que él decida podrán ver los mensajes que este comparta, además, solo los que formen parte de su entorno tienen permitido enviarle comentarios o mensajes privados. Respecto a esto, incluso ha bloqueado a un usuario, quien ha asegurado que Recuero «da la espantá como repuesta en lugar de explicar por qué la ofensa al sentimiento religioso es una buena estrategia de marca».

El experto en marketing, nada más anunciar su fichaje por la cadena de comida rápida, aseguró en una entrevista, que había llegado a la compañía con el objetivo de «humanizar la marca y hacerla más empática». Y con esta última campaña parece ser que el tema de la empatía se lo ha tomado «muy en serio» y, en especial, respecto a los católicos, con los que ha sido muy «comprensivo». Y es que, durante la Semana Santa, los cristianos no pueden consumir carne. Por ello, Recuero se ha servido de ello para diseñar toda la campaña entorno a esta tradición cristiana, demostrando la «gran empatía» que siente por estos religiosos y por dicha festividad. Este profesional del marketing aterrizó en Burger King en verano de 2021, pero cuenta con una larga trayectoria dedicada a este mundo.

«SIN RENCORES», POR PACO RECUERO

Antes de llegar a este cargo, Recuero estuvo 15 años en Pernod Ricard, una empresa francesa de bebidas alcohólicas. Tras este tiempo, fue sustituido por Christian Seel por no saber más «de lo digital», a quien dedicó toda una carta, aunque eso sí, «sin rencores». Este escrito comenzaba con la frase: «espero que todo te esté yendo bien y que mi despacho sea de tu agrado». En ella, Recuero le da su opinión a Seel sobre diversas cuestiones. «He oído que en lugar de reforzar la estructura de marketing, como yo recomendé, has decidido reducirla apoyándote en tu propia red de talento externo con la que colaborar de forma ágil y eficiente». Aunque no quedó ahí la cosa y continúo afirmando: «y eso no es todo, no contento con reducir el equipo has optado por sustituir el sólido equipo de expertos en marketing. No imagino quién va entonces a prepararte los power point con los planes estratégicos y plan anual… Tendrás un equipo de frikies pensando todo el día en digital». Para concluir escribió: «En definitiva, no te guardo rencor, simplemente somos perfiles muy diferentes».

Además, estuvo trabajando para British American Tobacco, compañía tabacalera propietaria de algunas de las marcas más importantes de cigarrillos. Y también formó parte de Delvico Bates Advertising. Eso sí, todos estos puestos relacionados con el mundo del marketing y la publicidad. Sin embargo, su etapa por Burger King no la olvidará. Y es que, a pesar de llevar menos de un año, seguramente ya haya llevado a cabo numerosos proyectos para la compañía. Aunque, esta última que ha llevado a cabo en especial para Semana Santa seguro que no la olvida y con motivo. Y sus compañeros de trabajo tampoco, ya que tendrán que revertir la situación que la «estupidez» de Recuerdo ha provocado.