sábado, 28 mayo 2022 16:12

Los niños obtienen mejores resultados que las niñas en matemáticas, pero esta brecha desaparece después

Una nueva publicación del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO que ha analizado datos de 120 países en la educación primaria y secundaria, muestra que, en los primeros años, los niños obtienen mejores resultados que las niñas en matemáticas, pero que esta diferencia de género desaparece más adelante.

La investigación, titulada ‘Deepening the debate on those still left behind’, confirma que la brecha de género en el aprendizaje se ha cerrado incluso en los países más pobres. Y en algunos países, la brecha se ha invertido. Por ejemplo, en el octavo curso, la brecha es favorable a las niñas en matemáticas en 7 puntos porcentuales en Malasia, en 3 puntos en Camboya, en 1,7 puntos en el Congo y en 1,4 puntos en Filipinas.

Sin embargo, es probable que los prejuicios y estereotipos sigan afectando a los resultados del aprendizaje. Aunque las chicas se pongan al día en matemáticas en el segundo ciclo de la enseñanza primaria y secundaria, los chicos tienen muchas más probabilidades de estar sobrerrepresentados entre los que obtienen mejores resultados en matemáticas en todos los países.

En los países de ingresos medios y altos, las chicas de secundaria obtienen puntuaciones significativamente más altas en ciencias. A pesar de esta ventaja, las chicas siguen siendo menos propensas a optar por carreras científicas, lo que indica que los prejuicios de género podrían seguir siendo un obstáculo para seguir estudiando en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM).

LAS CHICAS SUPERAN A LOS CHICOS EN LECTURA

Si bien las chicas obtienen buenos resultados en matemáticas y ciencias, lo hacen aún mejor en lectura, pues hay más niñas que alcanzan el nivel mínimo de lectura que los niños. La mayor diferencia en la enseñanza primaria se da en Arabia Saudí, donde el 77% de las niñas, pero sólo el 51% de los niños de cuarto curso, alcanzan la competencia mínima en lectura.

En Tailandia, las niñas superan a los niños en lectura en 18 puntos porcentuales, en la República Dominicana en 11 puntos y en Marruecos en 10 puntos. Incluso en los países en los que niñas y niños tienen el mismo nivel de lectura en los primeros cursos, como en Lituania y Noruega, la diferencia a favor de las niñas aumenta hasta aproximadamente 15 puntos porcentuales a los 15 años.

«Las niñas están demostrando lo bien que pueden ir en la escuela cuando tienen acceso a la educación. Pero muchas, y sobre todo las más desfavorecidas, no tienen la oportunidad de aprender. No deberíamos tener miedo de este potencial. Debemos alimentarlo y verlo crecer. Por ejemplo, es desgarrador que la mayoría de las niñas de Afganistán no tengan la oportunidad de mostrar al mundo sus habilidades», señala Malala Yousafzai, cofundadora del Fondo Malala.

«Aunque se necesitan más datos, las publicaciones recientes han ayudado a pintar un panorama casi global de las diferencias de género en los resultados de aprendizaje justo antes de la pandemia. Las niñas obtienen mejores resultados que los niños en lectura y ciencias, y se están poniendo al día en matemáticas. Pero siguen teniendo muchas menos probabilidades de obtener los mejores resultados en matemáticas debido a los continuos prejuicios y estereotipos. Necesitamos igualdad de género en el aprendizaje y garantizar que cada alumno desarrolle su potencial», declara Manos Antoninis, director del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO.