jueves, 7 julio 2022 06:33

Luis Medina, cazado en un gimnasio que no se puede permitir antes de declarar en los Juzgados

Luis Medina acude a un gimnasio de lujo a relajarse antes de declarar ante el juez por las comisiones millonarias cobradas del Ayuntamiento de Madrid. Según fuentes presenciales consultadas por MONCLOA.com, el hijo de Naty Abascal fue visto entrenando en el gimnasio Metropolitan ubicado en el edificio Eurobuilding de Madrid a primera hora de la mañana del pasado martes 26 de abril antes de sentarse en el banquillo de los Juzgados de Plaza de Castilla. Llama la atención cómo Luis puede permitirse este exclusivo gimnasio, cuya matrícula tiene un coste de 300 euros, cuando Medina ha alegado tener solo 250 euros en sus cuenta corriente. ¿Quién le paga el gimnasio al comisionista Luis Medina?

¿Quién le paga el gimnasio al comisionista Luis Medina?

Con una gorra negra y ropa deportiva, Luis Medina acudió al gimnasio madrileño horas antes de comparecer ante el juez. Tal y como desvela en exclusiva MONCLOA.com, el comisionista fue visto a las 09:40 horas de la mañana del pasado martes 26 de abril en su lujoso centro deportivo de confianza. Ubicado en el acaudalado barrio de Chamartín (Madrid), este gimnasio cuenta con spa, piscina, sala de máquinas y espacios de relax a disposición de los clientes. Asimismo, este centro deportivo cuenta con entrenadores personales, masajistas y un amplio equipo de empleados para dar servicio a clientes como Medina.

La cadena de gimnasios Metropolitan es una de las más lujosas de la capital. Metropolitan tiene centros en las zonas más exclusivas de Madrid, desde el barrio de Chamartín pasando por el Centro hasta llegar a Chamartín. Esta exclusividad se refleja también en los precios y es que tan solo la matrícula de inscripción llega a los 300 euros por persona. Además, el precio mensual dobla el de un gimnasio normal superando el centenar de euros por pasar 30 días en las instalaciones de Metropolitan. Estos elevados precios evidencian cómo clientes tales como Luis Medina pueden permitírselo. Si bien el Juez declaró que no podía embargar los bienes del hijo del duque de feria, ya que solo contaba con un saldo en sus cuentas corrientes de 250 euros, queda en el aire si Medina puede permitirse la inscripción en este gimnasio. Tan solo la matrícula ya se excede del liquido con el que cuentan sus cuentas bancarias por lo que todo parece indicar que el pago se estaría realizando desde otro bolsillo que no es el oficial de Luis Medina.

A pesar de no contar oficialmente con los recursos económicos para permitirse un gimnasio de estas características, cabe destacar que Luis Medina lleva años ligado a esta cadena. El hijo de Naty Abascal ha sido visto en diversas ocasiones en los gimnasios Metropolitan de Madrid donde trabaja su esbelta figura. Según fuentes cercanas al comisionista, sus centros deportivos preferidos son los ubicados en la calle José Abascal y el que se encuentra dentro del hotel NH Collection Madrid Eurobuilding de la calle Padre Damián. Precisamente a este último fue al que acudió horas antes de declarar ante el Juez por las comisiones millonarias que se llevo del consistorio madrileño por abastecer de mascarillas a la población al inicio del estallido de la pandemia por coronavirus.

LUIS MEDINA EN EL BANQUILLO

Tras relajarse en el lujoso gimnasio, Luis Medina acudió a los Juzgados de Plaza Castilla para declarar. A tan solo 10 minutos a pie, el hijo de Naty Abascal llegó en perfecto estado de revista a las dependencias judiciales. Una nube de prensa aguardaba en las puertas de los Juzgados que esperaban declaraciones del comisionista cuyos negocios han llegado al plano mediático.

Con traje y gafas de sol, Luis Medina cambio su vestuario deportivo y la gorra negra para acceder a las instalaciones judiciales. Allí se encontró con su socio Alberto Luceño con quien no intercambio ni una sola palabra ni saludo. Ambos se enfrentaron al juez Adolfo Carretero perteneciente al juzgado de instrucción número 47 de Madrid por un presunto delito de estafa, falsedad documental y blanqueo de capitales por el escándalo de la venta de mascarillas al Ayuntamiento de Madrid. De este modo, los dos socios tendrán que justificar la comisión de seis millones de euros que recibieron por parte del consistorio madrileño.

Las explicaciones de Luis Medina duraron tan solo 20 minutos. En ellas, el hijo del duque de Feria confirmó ante el juez instructor que se puso en contacto con el primo del alcalde, Carlos Martínez-Almeida Morales, para lograr un contacto fiable dentro del Ayuntamiento de Madrid y así negociar los contratos de abastecimiento de material sanitario.

Por el momento, el juez les ha llamado a declarar ya que consideran que existen indicios de supuestos delitos. Asimismo, el magistrado Carretero ha tomado la decisión de retirarles a ambos el pasaporte, prohibiéndoles salir de España, ya que considera que existe riesgo de fuga. Y es que los delitos por los que se les está investigando llevan aparejadas penas de hasta 23 años de prisión. A la espera de una sentencia firme, Luis Medina tiene su lugar de relax en los gimnasios de la cadena Metropolitan cuyo precio se excede de la cifra que reflejan sus cuentas corrientes.