jueves, 26 mayo 2022 12:40

Isabel Rodríguez pide no dedicar más tiempo al diagnóstico de la despoblación

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno de España, Isabel Rodríguez, ha pedido no dedicar más tiempo al diagnóstico de los problemas relacionados con la despoblación, considerando que ahora toca «trabajar y actuar» y hacerlo además «todos a una, sin buscar culpables» sino tratando de encontrar oportunidades.

Rodríguez, que ha participado este viernes en la clausura del Foro ‘Señorío de Molina: corazón de la despoblación’, celebrado en Molina de Aragón, junto al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha incidido en que «hay que detenerse poco» en el diagnóstico de este problema porque «ya está hecho» y, además, «está hoy en la agenda política».

Para la portavoz del Gobierno nacional, «es posible» revertir la situación de la despoblación y ha asegurado que las zonas afectadas por este fenómeno pueden contar con el Gobierno de España. «Yo formo parte de vuestra causa», ha asegurado.

En este punto, ha abogado por encaminarse ya hacia las soluciones, indicando que «lo que ancla población son perspectivas de progreso, en definitiva empleo», aunque ha considerado que «hay desarrollos de toda condición y todos están bien, porque es el que cada uno elige para desarrollar sus proyectos vitales».

«Creo que tenemos que hacerlo desde el optimismo, con el esfuerzo colectivo, sin buscar culpables sino soluciones», ha reiterado, considerando que actualmente existen «muchas herramientas» al alcance para combatir la despoblación, poniendo como ejemplo las 135 medidas puestas en marcha por el Gobierno en las que «la cohesión territorial es uno de los ejes, con palancas importantes como es el turismo pero también la digitalización».

Isabel Rodríguez ha opinado que el Estado está llevando a cabo un trabajo «inspirador» y ha puesto en valor que ahora, con los fondos europeos, hay «mucho dinero y muy poco tiempo para gastarlo», por lo que ha pedido tener «toda la inteligencia puesta en saber cómo vamos a ser capaces de aprovechar todos esos fondos europeos que hoy están sobre la mesa».

Para ello, ha proseguido, será «muy importante» el papel de comunidades autónomas y ayuntamientos, ya que ellos son quienes asumen las políticas «más cercanas» y las que pueden «transformar o no las ventajas para decidir asentarnos en el medio rural». Finalmente, se ha mostrado «muy orgullosa» de pertenecer a una comunidad autónoma que «en sus prioridades se ha marcado el reto demográfico como un asunto de primer nivel».

EL PROBLEMA ES LA IGUALDAD

Por su parte, el presidente regional, Emiliano García-Page, encargado de poner el broche a este foro, ha considerado que «el problema no es tanto el movimiento demográfico como la igualdad», señalando que «la clave no está en donde quiere vivir la gente sino en que donde viva tenga los mismos derechos».

García-Page ha demandado «coincidir en un enfoque» para abordar la cuestión y ha rechazado que las grandes migraciones al entorno urbano sean la solución, poniendo como ejemplo que en China se están produciendo y está provocando «un colapso poblacional».

«Los movimientos migratorios son la base del problema pero tienen que contextualizarse», ha proseguido, valorando que España ha conseguido ser «una caja de resonancia de derechos cubiertos en igualdad de condiciones» y pidiendo que se opere de la misma forma en toda Europa.

El presidente castellanomanchego ha tenido también palabras de agradecimiento para la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, también asistente al foro, de la que ha dicho que «le toca muletear con casi todos los problemas de este país» como son la despoblación y el agua, asunto este último por el que ha querido poner en valor su «esfuerzo» en la cuestión.

Finalmente, en clave local, García-Page ha comentado que en el mes de mayo comenzará la licitación para que se ilumine el castillo de Molina de Aragón conforme a las reglas de Starlight, una iluminación que, ha dicho, «va a quedar extraordinaria».

El presidente ha explicado que esta iluminación va a ser «una cosa realmente actual y barata» y se plantea como «un estímulo más para sacarle provecho a lo que es Molina, su patrimonio y su paisaje».