viernes, 27 mayo 2022 09:04

El pleno de Barcelona rechaza el espionaje a independentistas y pide al Gobierno que lo investigue

El pleno extraordinario de Barcelona de este viernes ha rechazado el espionaje a dirigentes independentistas, conocido como ‘Catalan Gate’, y ha pedido al Gobierno del Estado que lo investigue con la máxima celeridad y transparencia y que se asuman responsabilidades.

En la sesión, convocada a petición de ERC y con apoyo de BComú, se ha debatido una única proposición con contenido de declaración institucional, que ha recibido los votos a favor de ERC, BComú y Junts, y los votos en contra del PSC, Cs, PP, Valents y la concejal no adscrita, Marilén Barceló.

El líder de ERC en el consistorio, Ernest Maragall, ha alertado de que el ‘Catalan Gate’ es el «escándalo democrático más explícito, intenso y evidente» y ha responsabilizado al Gobierno del caso tras las intervenciones de la ministra de Defensa, Margarita Robles, en la sesión de control al Gobierno este miércoles.

«Los teléfonos estaban intervenidos en la primavera de 2019. No sabemos desde cuando. La cuestión es clara: ¿Quién y cómo usó la intervenido sobre dos candidatos a la alcaldía en plena campaña? ¿Estamos ante una elecciones intervenidas?», ha preguntado Maragall, que considera que, tras el ‘Catalan Gate’, hay un debate de fondo de democracia y autoritarismo.

Por su parte, la líder de Junts en Barcelona, Elsa Artadi, ve un escándalo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no haya dado explicaciones sobre el caso y que Fiscalía no haya actuado, y avisado al líder del PSC en el consistorio, Jaume Collboni, que si no se investiga serán responsables: «Para el gobierno más progresista de la historia, los independentistas no tenemos derecho a la intimidad, al secreto de las comunicaciones».

El concejal de Presidencia, Jordi Martí (BComú), ha defendido que la respuesta de un estado democrático ante estos hechos «solo se puede basar en la transparencia absoluta y en la asunción de responsabilidades sean cuales sean las personas que han contribuido a hacer cosas como ésta», y ha asegurado que su formación no tuvo ninguna duda en aceptar la petición de ERC para abordar la cuestión en un pleno extraordinario.

LA POSTURA DEL PSC

La tercera teniente de alcalde, Laia Bonet (PSC), ha censurado el espionaje político y cualquier actividad ilegal que suponga una vulneración de los derechos, se ha mostrado a favor de pedir una investigación sobre el caso y asumir responsabilidades, pero ha criticado que se celebren tres debates por separado sobre la cuestión.

Por eso, ha anunciado que el PSC ha retirado la proposición que presentaba en el pleno ordinario respecto a este asunto y ha lamentado que no se hayan puesto de acuerdo con ERC, BComú y Junts –que mantiene su proposición por separado– para debatir la cuestión en un único punto.

«Si el objetivo es aclarar lo que ha pasado y que todos los organismos implicados den explicaciones, pueden contar con el PSC. Si lo que quieren es marcar perfil, de victimización, de ataque al Gobierno de España, no nos encontrarán», ha justificado.

CS, PP, VALENTS Y BARCELÓ

La líder del grupo municipal de Cs, Luz Guilarte, ha criticado la celebración del pleno extraordinario y se ha dirigido a los partidos en el Gobierno municipal y también a ERC por corresponsable, a su parecer: «Les permite poner el foco en otro sitio que no son los problemas de los barceloneses».

Desde Valents, Eva Parera ha tachado el pleno extraordinario de gran ejercicio de cinismo y de hipocresía porque, según ella, los partidos independentistas utilizaron las instituciones para destruir el estado de derecho y ha justificado los espionajes: «Evidentemente que se les tiene que controlar, porque las democracias también se defienden desde los centros de inteligencia».

Josep Bou (PP) se ha referido a la regulación del CNI como servicio para evitar cualquier agresión contra la integridad de España y los intereses nacionales y ha dicho que «qué quiere que haga el Estado» ante lo que ha calificado de acciones punitivas que han sido condenadas, en alusión al referéndum del 1-O o la declaración de independencia del 27 de octubre.

Por último, Barceló ha valorado que el independentismo «tiene una gran suerte» porque cuenta con la complicidad del Gobierno de Pedro Sánchez y, a su juicio, la incorporación de los independentistas en la Comisión de Secretos Oficiales vuelve a premiar a estos partidos.