viernes, 27 mayo 2022 16:49

Bolaños manda una nota interna a su ministerio donde explica qué decir si les preguntan por Pegasus

El Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática del Gobierno de España, Félix Bolaños, ha enviado una circular interna para tratar de frenar el escándalo suscitado por el espionaje a los líderes independentistas a través del software israelita Pegasus. En esta circular, la cúpula del ministerio detalla los pasos a seguir para tratar de apagar este incendio que ha mermado las relaciones del Ejecutivo con el resto de grupos parlamentarios, en especial con ERC que ha decidido restringir sus relaciones con el Gobierno de Pedro Sánchez. Pero no solo los teléfonos de los líderes independentistas han sido espiados, según ha explicado el Ejecutivo, los terminales de Pedro Sánchez y Margarita Robles también han sufrido estos ataques.

Sin duda, es el escándalo de la semana. El espionaje a miembros del Congreso de los Diputados, que lleva sucediéndose desde la etapa de cuando era presidente Mariano Rajoy, ha salido a la luz. No exento de polémica, este escándalo ha provocado tensiones entre los parlamentarios hasta el punto de que Esquerra Republicana (ERC) haya decidido retirar sus apoyos ante las iniciativas del Gobierno. La última medida en la que han retirado su apoyo los líderes independentistas catalanes, fue en la votación del pasado jueves 28 de abril en la que rechazaron el plan de choque de medidas económicas que el Ejecutivo trataba de implantar para paliar los efectos de la guerra de Ucrania. Este paquete rechazado por los líderes independentistas con motivo del espionaje a través de Pegasus contenía medidas como una bonificación de los carburantes o un abaratamiento de la factura de la luz. Pegasus ha caído como un jarro de agua fría entre las relaciones del Gobierno con los líderes catalanes que tienen escaño en el hemiciclo.

Para tratar de apagar este incendio que ha traspasado el plano mediático, el departamento ministerial liderado por Félix Bolaños ha enviado una circular interna a sus trabajadores. En ella, la cúpula del ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática del Gobierno de España ha detallado los pasos a seguir para tratar de apaciguar la polémica. Fuentes internas de Moncloa aseguran a MONCLOA.com que hay disparidad de opiniones entre los trabajadores del ministerio; mientras unos están a favor de investigar a líderes políticos que han sido condenados, otros rechazan de pleno que se lleven a cabo estas prácticas dentro de un Estado democrático como es España.

Y es que Pegasus ha suscitado un verdadero ciclón dentro del hemiciclo nacional. Este software desarrollado por la empresa israelita NSO tiene la capacidad de espiar dispositivos móviles, en especial, aquello de la marca Apple que han resultado ser más vulnerables a Pegasus. Según las características de este software, Pegasus es capaz de cifrar llamadas, leer mensajes y obtener información de las aplicaciones que usa el dueño del terminal. Asimismo, esta software israelita es capaz de obtener contraseñas privadas.

Este espionaje ha salido a la luz ya que 30 líderes independentistas han denunciado que se estaban interviniendo sus teléfonos móviles. Sin embargo, no es la primera vez que esto ocurre. El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) lleva años usando este programa informático capaz de robar datos privados de teléfonos móviles. Asimismo, otros centros nacionales de inteligencia de otros países alrededor del globo terráqueo también hacen uso del mismo.

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) lleva años usando este programa informático capaz de robar datos privado de teléfonos móviles

Es por ello, que los líderes independistas que dicen haber sido espiados han demandado explicaciones al Gobierno de España sobre este espionaje. El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, ha llamado al Ejecutivo para que «depure responsabilidades» y esclarezca cuanto antes lo acontecido en torno a este asunto. Pegasus ha dinamitado las relaciones entre grupos parlamentarios, y por el momento, el Gobierno de Pedro Sánchez agacha la cabeza, trata de evitar dar explicaciones sobre el asunto y anuncian que ellos mismos también han sido víctimas del espionaje. Pero… ¿quién está detrás del mismo? Fuentes de Moncloa apuntan a que una potencia extranjera podría haberse encargado de «infectar» los móviles de los representantes gubernamentales de España.