lunes, 4 julio 2022 08:26

¿En qué situaciones debemos pedir un préstamo personal?

La vida está llena de imprevistos que necesitan de la realización de un pago. Sin embargo, puede ocurrir que, en ese momento, no dispongamos del dinero suficiente para poder hacer frente al imprevisto o emergencia. En estos casos, los préstamos personales son productos que deberemos tener en cuenta. No obstante, a la hora de contratar un préstamo personal, lo mejor es utilizar un buen comparador crediticio, tal es el caso de préstamo-justo.es.

¿Qué es un préstamo personal?

Un préstamo personal es la cesión de una cantidad de dinero en concreto. A cambio del préstamo de dinero, el prestatario lo deberá devolver al prestamista en un periodo de devolución que se pactará en el contrato correspondiente y pagando, además del dinero prestado, ciertos intereses.

¿En qué momento pedir un préstamo personal?

Aunque cada circunstancia es diferente y cada uno deberá valorar cuándo es el momento en que se ha de solicitar un préstamo personal, hay ciertas situaciones en que es recomendable pedir un préstamo personal. Algunas de estas situaciones son las siguientes:

  • No puedes afrontar un gasto obligatorio: hay ocasiones en las que no podemos hacer frente a un gasto obligatorio. En estos casos, y teniendo en cuenta que es un gasto que tendremos que hacer sí o sí, puede ser buena idea solicitar un préstamo personal, siempre y cuando se trate de un gasto de primera necesidad. Así, lo mejor es no pedir un préstamo para poder pagar cosas que no nos hacen falta.
  • Siempre que puedas devolverlo: a la hora de pedir un préstamo, tendremos que tener en cuenta que la cuota mensual que deberemos pagar se sumará al resto de nuestros gastos mensuales. Una vez analizados a cuánto ascienden nuestros gastos, si solicitamos el préstamo, podremos valorar si podemos devolver el préstamo. En caso afirmativo, será una buena opción solicitarlo.
  • Si no tenemos otras deudas pendientes: si ya tenemos un préstamo o crédito anterior, lo mejor será no pedir otro, ya que es un compromiso que deberás cumplir durante bastante tiempo, además de tus otros gastos fijos y el resto de las deudas pendientes.
  • Si no estás sobreendeudado: puede ser que no estemos pagando otro préstamo anterior y que, sin embargo, nos encontremos en una situación de sobreendeudamiento. Esto es muy común cuando se hace un uso excesivo de las tarjetas de crédito o se contraen deudas con empresas de suministros, por ejemplo. Por ello, antes de solicitar un préstamo personal, es indispensable que nos aseguremos de que nuestras deudas y gastos no superen a nuestros ingresos.
  • Siempre que tengas una fuente de ingresos: para poder solicitar un préstamo personal se ha de tener un trabajo o una fuente de ingresos. De hecho, este es uno de los requisitos que las entidades bancarias y financieras analizan a la hora de conceder un préstamo.

Los préstamos personales son productos tremendamente útiles que deberán ser solicitados cuando se den las condiciones para ello. De esta forma, evitaremos los posibles problemas futuros que el impago del préstamo pueda acarrear.