domingo, 3 julio 2022 20:30

El presidente asturiano sume que Asturias bajará del millón de habitantes

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, ha admitido este miércoles en el pleno de la Junta General que la comunidad bajará este año del millón de habitantes, al tiempo que ha pedido “consenso” a los grupos parlamentarios para hacer frente al reto demográfico.

De este modo ha respondido a la portavoz de Ciudadanos, Susana Fernández, que le preguntó sobre “las claves para frenar la sangría demográfica en Asturias”.

“No hay soluciones a corto plazo”, ha apuntado el presidente, remarcando que este problema “no admite recetas mágicas”. De este modo, ha apelado al “consenso” parlamentario para el dictamen de la comisión parlamentaria sobre el reto demográfico y la redacción de una ley.

Barbón ha señalado que el reto demográfico tiene tres ejes: el despoblamiento rural, la pérdida de natalidad y el envejecimiento de la población. Para el presidente, el envejecimiento no es algo negativo, sino que es consecuencia del aumento en la esperanza de vida, en la que la calidad de vida es “fundamental”.

Sí observa problema en el despoblamiento de determinadas zonas y en el descenso de nacimientos. Al respecto, se ha referido a deducciones fiscales, medidas de conciliación y ayudas directas a la natalidad incluidas en los vigentes presupuestos.

Con todo, ha remarcado que el crecimiento vegetativo de Asturias es negativo desde 1985. “Vamos a bajar del millón de habitantes este mismo año”, ha apuntado, agradeciendo a Ciudadanos su intención de “construir en positivo” y prometiendo “voluntad política” del Gobierno del Principado “para superar este reto”.

Susana Fernández ha instado a Barbón a apostar por la creación de empleo y avanzar en deducciones fiscales. “Esa es la clave”, ha dicho, con el objetivo de “revertir la inercia” de las últimas décadas.

La diputada de Ciudadanos ha incidido en que su formación ha negociado y apoyado los presupuestos. “Claro que revertir la tendencia lleva tiempo pero hay que ponerse a trabajar ya”, ha exigido, para concluir que “el futuro de Asturias debe ser tecnológico y científico”.