viernes, 27 mayo 2022 20:47

Cs eleva una queja a la Mesa contra Borràs por la declaración sobre el espionaje en el Parlament

Cs ha elevado este miércoles un escrito a la Mesa del Parlament en el que piden a la presidenta de la Cámara, Laura Borràs, que se abstenga de volver a leer en el pleno declaraciones de la Junta de Potavoces como si fuesen declaraciones del Parlament –en referencia a la relativa al espionaje del pasado pleno–, y que retire con efectos retroactivos la expulsión al diputado Matías Alonso.

En el escrito, han instado a Borràs a que «reconozca el error de interpretación que cometió» de los artículos 238 y 239 del Reglamento del Parlament y que ordene que el episodio de expulsión de Alonso sea retirado de las actas de la sesión.

Todo esto se produce después de que Borràs expulsara el pasado miércoles al diputado de Cs Matías Alonso del pleno tras las protestas del partido naranja de que ésta leyera la declaración aprobada por la Junta de Portavoces sobre el caso de presunto espionaje a líderes independentistas.

Borràs lo hizo alegando que el artículo 169.2 del reglamento de la Cámara catalana establece que se llaman declaraciones del Parlament las acordadas unánimamente por el presidente y la Junta de Portavoces, y que son leídas en sesión plenaria o en la comisión correspondiente según determine la Mesa.

Sin embargo, esta declaración sobre el espionaje se aprobó con el apoyo de ERC, Junts, CUP y comuns y no por unanimidad, y a ello se aferra Cs para justificar sus quejas.

Y es que, según fuentes de Cs y se puede apreciar en el vídeo del pleno, Borràs omitió la palabra «unáninamente» cuando leyó el artículo del reglamento del Parlament, motivo que les ha llevado a querer presentar este escrito de queja a la Mesa una vez han tenido el escrito de la transcripción del pleno.

En este documento también han exigido a Borràs que conceda la palabra a los diputados cuando se le pida, conforme al Reglamento del Parlament, «y que se digne a escucharla, y tras haberlo hecho y consultado con la Mesa si fuera necesario, resuelva sobre lo que se le ha pedido de manera razonada y ajustada a la legalidad».

FUTURAS ACCIONES

Además, fuentes del partido han dicho que valoran elevar el escrito, a través de un recurso de amparo, al Tribunal Constitucional, o recurrir a la vía del contencioso administrativo, pero para poder hacerlo necesitan hacer una reclamación previa ante la Mesa.

También han afirmado que presentarán otro escrito a la junta de letrados de la Cámara para que se establezca un protocolo de actuación en los casos en que Borràs «ignore la aplicación recta del reglamento», dicen las citadas fuentes.

Según el partido naranja, no hay ningún tipo de advertencia ni consecuencia por su parte ante la actuación de la presidenta del Parlament, y defienden que este colectivo debe proteger los derechos de todos los diputados.