sábado, 2 julio 2022 20:15

¿Prohibirá la UE el Uso de Tarjetas de Crédito a los Apostadores?

#APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años

Las apuestas parecen ser un punto de debate que ocupa un lugar destacado en la agenda de muchos países. Se trata de un tema muy polémico, y mientras que en algunas partes del mundo la gente es más tolerante, en otras, los gobiernos no son tan abiertos con respecto a esta forma de entretenimiento.

Tal y como están las cosas en los países que forman parte de la UE, los marcos reguladores son notablemente diversos. La razón principal por la que la industria de las apuestas en estos países es un punto de atención es que sus gobiernos son autónomos y pueden organizar los servicios de apuestas que se ofrecen en su territorio por sí mismos.

Por supuesto, tienen que atenerse a las disposiciones del Tratado de Funcionamiento de la UE. La cuestión que parece torturar a muchos aficionados a las apuestas es si se impondrán restricciones a las transacciones realizadas con tarjetas de crédito o no.

La UE y las Apuestas

La participación de los europeos en este tipo de empresas es abrumadora, y las cifras muestran que son responsables de casi el 50% de la participación en actividades relacionadas con el azar.

En la situación actual, los países que forman parte de la UE no tienen una postura tan estricta sobre los juegos de azar en línea, y en la mayoría de los casos, los residentes de estos territorios pueden participar en los dichos juegos a través de su PC de escritorio o dispositivo portátil.

Otra cosa que vale la pena señalar sobre el panorama legal de los países europeos es que la disponibilidad de los juegos de casino o las apuestas deportivas no es uniforme. Dependiendo del territorio, sus residentes podrían estar autorizados a realizar todas estas actividades relacionadas con las apuestas, mientras que, en otros, algunas formas de apuestas en deportes o juegos de casino podrían estar en contra de la ley.

Dependiendo de la jurisdicción, puede haber un régimen monopolístico sobre los juegos de azar, lo que significa que el operador que tiene derecho a ofrecer estos servicios es totalmente estatal, mientras que, en otros, los operadores de juegos de azar son privados.

Alemania

Alemania es uno de los países que están en el centro de la atención sencillamente porque el panorama legal ha sufrido múltiples cambios a lo largo de los años.

Bajo una nueva ola de legislación punitiva, los aficionados a las apuestas de Alemania ya no podrán canalizar fondos en sus cuentas de juego o cobrar sus fondos utilizando sus tarjetas de crédito. Después de que se aprobara la prohibición en el 2020, los casinos de Internet que acogen a jugadores de Alemania ya no pueden facilitar las transacciones a través de tarjetas de crédito de la marca Mastercard o Visa.

Como resultado de la aplicación de estos cambios, los bancos alemanes recibieron instrucciones de evitar los pagos hacia y desde las plataformas de apuestas que se soliciten a través de tarjetas de crédito. Los operadores de juegos de azar también se vieron obligados a retirar las referencias a este método de pago de los sitios de sus plataformas de apuestas. Sin embargo, esto no debe hacerte pensar que no se ha encontrado alternativa alguna para esto.

De hecho, a los jugadores de Alemania no les quedan muchos métodos de pago en los que confiar, ya que PayPal también se vio obligado a dejar de procesar estos pagos. Sin embargo, esto no se aplica a las apuestas deportivas, lo que podría ser reconfortante para algunos apasionados de los juegos de azar.

El estado está claramente buscando introducir un control sobre las actividades relacionadas con las apuestas, y como resultado de algunos cambios legislativos que se aprobaron el año pasado, un número de casinos virtuales se quedaron sin otra opción, excepto la de suspender sus operaciones dentro del país.

España

España es otro de los países que está buscando modificar la legislación relacionada con el azar que está actualmente en vigencia. La Entidad de Derechos de los Consumidores, que es una organización independiente, insiste en que se prohíba el uso de tarjetas de crédito en los juegos de azar.

De hecho, tales restricciones ya se pusieron sobre la mesa a principios del 2020, y en opinión de los representantes de la organización, esto fue un movimiento en la dirección correcta. Consideran que la introducción de estos cambios es muy necesaria para evitar que los jugadores entren en deudas.

Sin embargo, la Asociación Europea de Juegos y Apuestas expresó algunas dudas sobre si los cambios lograrán los resultados deseados, y hagan que los aficionados al azar volteen la cabeza hacia los operadores de apuestas que no estén debidamente regulados.

Resulta que esta petición se vio enormemente alentada por los movimientos del Reino Unido, que había anunciado ya una prohibición de tarjetas de crédito. Se insta al gobierno español a seguir su ejemplo para garantizar una mejor protección de los clientes.

Todavía está por verse si la prohibición de las apuestas con tarjetas de crédito será finalmente aprobada por el gobierno de España.

Conclusión

Es poco probable que el las apuestas en línea dejen de ser un tema de intenso debate a corto plazo, porque además de España y Alemania, países como Suecia y Bélgica están debatiendo la prohibición de los anuncios relacionados con las apuestas, siguiendo el ejemplo de Italia. Todavía está por determinar si se impedirá a los jugadores de otros países de la UE utilizar sus tarjetas de crédito mientras apuestan.