sábado, 28 mayo 2022 13:28

Aragonès firmará el decreto de convocatoria de la consulta de los JJ.OO. el 27 de mayo

La consellera de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, ha anunciado este jueves que el presidente del Govern, Pere Aragonès, prevé firmar el decreto de convocatoria de la consulta sobre los Juegos Olímpicos de Invierno el 27 de mayo: «Damos el pistoletazo de salida a esta consulta, a este proceso de campaña».

Vilagrà lo ha dicho en una comparecencia en la Comisión de Asuntos Institucionales (CAI) del Parlament, en la que ha recordado que el Govern se limitará a informar sobre el proyecto durante la campaña, y que los partidos y entidades serán quienes hagan campaña a favor del ‘sí’ o del ‘no’ la candidatura olímpica.

«Que quede claro que la tarea del Govern es impulsar este proceso de campaña y de información», ha remarcado Vilagrà sobre la doble consulta, que se celebrará el 24 de julio simultáneamente en la veguería de Alt Pirineu i Aran –sobre si quieren o no la candidatura–, y en las comarcas de Berguedà (Barcelona), Ripollès (Girona), y Soslonès (Lleida), sobre si quieren implicarse.

DETRACTORES Y PARTIDARIOS

Dolors Sabater (CUP) cree que el Govern ya está haciendo campaña por el ‘sí’ y que publica encuestas de forma sesgada y tramposa, y ha advertido de que la candidatura «interesa a las élites del tocho y del turismo de masas y va en dirección contraria a la lucha contra el cambio climático», ante lo que Vilagrà ha dicho que la CUP sólo escucha a los del ‘no’.

Desde los comuns –que pidieron esta comparecencia junto a la CUP–, el diputado Marc Parés ha rechazado vincular el desarrollo del territorio a grandes eventos como estos Juegos Olímpicos de Invierno, y ha acusado al Govern de pretender «continuar con el mismo modelo y pintarlo de verde».

La socialista Marta Moreta, que ha recordado que la iniciativa de los Juegos la lanzó el exalcalde de Barcelona Jordi Hereu, ha dicho que el Govern genera confusión y dudas con la consulta y ha pedido una candidatura técnicamente solvente e institucionalmente acordada, que «no se puede convertir en un escenario de luchas territoriales».

Joan Garriga (Vox) ha dicho que el Govern promueve la consulta para tener una «justificación ante sus socios», y no para conocer la opinión de la ciudadanía –ha reprochado que no pregunte en Barcelona–, y ha sostenido que existe una falta de colaboración con el resto de España.

Desde Cs, Joan García ha descrito la intervención de Vilagrà como un ejercicio de funambulismo porque defiende que la candidatura dependa de la consulta pero descarta cambiarla ante el desacuerdo de Aragón, y ha señalado que existe una «incoherencia en el partido socialista, que piensa una cosa aquí, otra en Aragón y otra en el Gobierno de España».

El líder del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, ha asegurado que los partidos independentistas en realidad no quieren los JJ.OO. pero no se atreven a decirlo públicamente: «El separatismo fracasó en su intento de boicotear Barcelona 92, pero mucho me temo que esta vez podría tener éxito en su evidente boicot a los Juegos de Invierno».

ERC Y JUNTS

El diputado de Junts Jordi Fàbrega ha rechazado renunciar a los Juegos por las aspiraciones independentistas y pese a tener que articular la candidatura con el Comité Olímpico Español (COE), como tampoco se renuncia a los Next Generation: «Trabajemos para competir en estos Juegos de 2030 con una Cataluña independiente».

El republicano Antonio Flores ha puesto en valor la consulta para que los habitantes del Pirineo decidan y sean «protagonistas de una vez por todas», porque cree que han estado olvidados y abandonados y que necesitan oportunidades a gran escala porque hasta ahora no las han tenido, según él.