martes, 24 mayo 2022 23:16

El infierno de trabajar en la Seguridad Social: «No vamos a dar cursos sobre mindfulness o chorradas»

Muchos creen que los funcionarios viven una vida laboral privilegiada, sin embargo, en la Dirección Provincial de Madrid del Instituto Nacional de la Seguridad Social ocurre todo lo contrario. Al frente de esta oficina dependiente del Ministerio de Inclusión Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de España liderado por José Luis Escrivá, se encuentra Carmen López Hidalgo una vieja conocida de la Administración pública que está haciendo la vida imposible a muchos de sus trabajadores.

Ubicada en la calle Serrano número 102, estas oficinas no están viviendo su mejor momento. Empecemos por la máquina esencial para realizar tramites administrativos por vía informática: los ordenadores. Si Carmen López te da un portátil para teletrabajar, pierdes automáticamente el ordenador de mesa obligándote a cargar el portátil hasta tu domicilio y vuelta. Imagínense la sed con la que llega uno al trabajo, una sed que no se va a poder apaciguar ya que las oficinas de la Seguridad Social de Serrano son las únicas de todas las oficinas de las Direcciones Provinciales que carecen de surtidores de agua potable. Se quitaron «por el Covid» (la mítica excusa). Y es que tampoco podrás calmar tu sed en el grifo del baño puesto que el agua sale marrón debido a las obras que se están llevando a cabo en el edificio. Deshidratación en plena milla de oro donde una botella de agua no cuesta precisamente unos céntimos.

en el grifo del baño de las oficinas el agua sale marrón

Asimismo, fuentes que trabajan en estas dependencias aseguran que hay jefes que con presión de las altas esferas, se ven obligados a teletrabajar durante sus vacaciones o bajas laborales. Algo que estas fuentes denominan una teleexplotación para la que tendrán que estar prevenidos en un futuro.

Y es que después de estudiar una oposición durante años, llegar a las oficinas lideradas por Carmen López Hidalgo no es la panacea. Ni mucho menos. Ya en el discurso de bienvenida de los nuevos funcionarios, Carmen se encarga de dejar las cosas claras. «No os vais a mover de esta Dirección Provincial en 30 años», explica la directora cuya firma es clave para poder moverse a corto o medio plazo. Pero si la ha tomado con algo, es con los cursos de formación: «No os vamos a dar cursos de prevención de Riesgos Laborales, no os vamos a dejar dar cursos sobre Mindfulness o chorradas», explica Carmen López que trata de impedir realizar a sus trabajadores los cursos de formación que ella considera inadecuados. Entre ellos se encuentran los cursos de formación del INAP que deben realizarse fuera del horario de trabajo, limitando la conciliación y la vida personal de sus trabajadores.

PRÁCTICAS «ETERNAS», SIN VACACIONES Y CON LA MITAD DEL SALARIO

Pero si trabajar con Carmen López Hidalgo al mando es un infierno para muchos, llegar hasta sus oficinas tampoco es un camino de rosas. Para acceder al cuerpo de funcionarios que allí trabajan es necesario presentarse a una oposición de la Subsecretaría de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Tras ello, los aprobados son bienvenidos al Cuerpo de Gestión de la Administración de la Seguridad Social como funcionarios en prácticas.

El curso de formación comienza con sesiones informativas a través de Teams, además de servicios generales sobre el funcionamiento de Servicios Centrales del INSS, TGSS e ISM, entre otras tantas oficinas. Durante este curso de formación, los nuevos funcionarios conocen a Andrés Harto, Director General de la Tesorería General de la Seguridad Social y casualmente marido de Carmen López Hidalgo. Juntos, forman el matrimonio «quemando al personal», una pareja que no contribuye para nada a un excelente clima de trabajo.

En el caso del programa práctico del año pasado, la Subdirección General de Recursos Humanos
de la Tesorería General de la Seguridad Social, a manos de Jaime Cruz Rojo, decidió alargar los programas formativos hasta los seis meses, generando un quebranto económico en los funcionarios ya que las prácticas siempre habían durado un mes. «Tuvimos que seguir en prácticas como candidatos a funcionarios de carrera cuando nuestra valía está más que demostrada y somos esenciales, con presión a no faltar ningún día pues puede afectar al nombramiento, sin vacaciones, ni asuntos propios en algunos casos…», explica uno de los afectados en una conversación con MONCLOA.com

Jaime Cruz Rojo

Además, este afectado asegura que la Subsecretaría les obligó a postularse en una oferta de destinos en cinco días. Sin embargo, los aspirantes no tienen ninguna novedad y la única comunicación que han recibido en cuanto al proceso es que la lista sufrirá cambios por errores administrativos. Y es que la lucha llegó hasta las organizaciones sindicales y las delegaciones en Seguridad Social de CSIF, CCOO y UGT enviaron un comunicado conjunto denunciando la situación. Si bien llegar hasta las oficinas de Serrano no fue fácil, trabajar con Carmen López tampoco lo está siendo. Sin duda, un mal ambiente de trabajo podría acarrear una pérdida de vocación de servicio público. Y así está ocurriendo lamentablemente.