viernes, 27 mayo 2022 22:45

Andrés Harto se harta de atender a las personas y trata de cerrar las ventanillas de la Seguridad Social

La dirección general de la Seguridad Social está pensando en cerrar algunas de sus ventanillas de atención a la ciudadanía. Con la excusa de digitalizar la Administración, fuentes internas aseguran que la intención de la cúpula de la tesorería tiene intención de cerrar los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS). Liderados por Andrés Harto Martínez, se pretende reducir al mínimo estas ventanillas que favorecen los trámites administrativos a la ciudadanía.

Los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social son los núcleos clave en las relaciones de los ciudadanos con la Tesorería. Tras solicitar una cita previa, los ciudadanos pueden acudir a estas oficinas en horario de mañana para realizar los trámites que necesiten de la Seguridad Social. Desde obtener un número identificativo para recibir prestaciones, hasta realizar pagos de deudas pasando por solicitar subsidios, los CAISS dan múltiples servicios a la ciudadanía. En especial a los más mayores para los que la atención presencial es de vital importancia al no ser estos nativos digitales.

No obstante, desde el departamento de Andrés Harto están empeñados en digitalizar al máximo la Administración. Esto provocaría que se acabara con la atención presencial, algo esencial para muchos ciudadanos a los que le cuesta realizar trámites vía online. Asimismo, fuentes internas aseguran a MONCLOA.com que no existe el desarrollo informático necesario para llevar a cabo tal cometido. Asimismo, la atención telefónica en muchos casos no es la idónea.

Harto ha decidido copiar el modelo de las sucursales. Las entidades bancarias llevan años cerrando sus oficinas favoreciendo así la digitalización de los trámites bancarios. Sin embargo, el cierre de las sucursales está causando gran revuelo entre la población más mayor. De hecho, un anciano llamado Carlos San Juan lanzó una campaña para tratar de evitar que se cierren las oficinas de los bancos. Su campaña bajo el lema «Soy mayor, no idiota» llegó hasta el Banco Santander.

LOS SINDICATOS CREEN QUE «LA SITUACIÓN DE LA SEGURIDAD SOCIAL ES DE SINIESTRO TOTAL»

La gestión de la Seguridad Social llevada a cabo por Andrés Harto ha sido denunciada por las organizaciones sindicales de CCOO, UGT y CSIF. Bajo el título, «la situación de la Seguridad Social es de siniestro total«, los sindicatos han delatado la grave situación a la que se enfrenta esta Administración. CCOO, UGT y CSIF señalan en su comunicado la falta total de personal, los problemas que tienen los ciudadanos para solucionar y ver atendidos sus problemas. Incluso, las organizaciones aseguran que se está enterrando a la Seguridad Social.

«La ciudadanía tiene limitados los accesos a nuestras oficinas, desplazando dicha atención como opción perversa a la obligatoriedad encubierta hacia la atención telefónica y telemática, restando a la opción por la atención presencial, con las dificultades que llevan consigo desde muchos sectores de la ciudadanía disponer de medios telemáticos para relacionarse con la Seguridad Social», explican los sindicatos en su denuncia. «No reconocer la «brecha digital» existente, en esa tan nombrada España vaciada, es obviar la realidad de nuestro país. La ciudadanía no obtiene cita previa o cita concertada con las máximas garantías, en tiempo y forma, en su lugar de residencia», añaden. Y es que el cierre de las ventanillas sin solucionar la brecha digital traería problemas de atención en especial a los mayores.

También existe un grave problema es el déficit de personal en estas oficinas. «Como referencia del conjunto de las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social deberían estar ocupados 31.766 puestos de trabajo, para prestar este servicio de calidad, esto supone actualmente que no están ocupados el 23,51% de los puestos, que supone que 7.468 puestos de trabajo están sin cubrir«, explican CCOO, UGT y CSIF en su comunicado. Además, alertan que en la próxima década se jubilará el 64,33% de la plantilla actual.

en la próxima década se jubilará el 64,33% de la plantilla actual

La chapucera atención presencial en las oficinas de la Seguridad Social no solo ha sido denunciada por los sindicatos. Ya en 2020, el actor Antonio Resines consiguió hacerse viral gracias a un vídeo en el que denunció la pésima atención ante una oficina de la Seguridad Social. «Me niega el paso. Este edificio es público, es de la Administración del Estado», asegura Resines a la vez que explica que otras muchos personas se han encontrado con la sucursal de la Calle Serrano con Maldonado cerrada al público. «Me gustaría que alguien me contestase porque toda esta gente que está aquí, están esperando a que les den una cita porque necesitan el dinero para cualquier tipo de prestación, jubilación, pensiones…», ha zanjado Resines.