sábado, 10 diciembre 2022 05:29

Un Cabildo de Canarias vende la costa de Tenerife a una constructora belga

El puertito de Adeje es una de las pocas zonas de la costa tinerfeña que conserva su pueblito de pescadores sin megaconstrucciones turísticas que flaco favor hacen al medio ambiente. Sin embargo, este valioso ecosistema medioambiental podría tener los días contados ya que una constructora belga tiene previsto levantar un hotel y unas casas turísticas del lujo al lado del pequeño pueblo costero canario. El cabildo de Canarias y el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, ya se ha reunido con los constructores que tratan de erigir este proyecto urbanístico incompatible con el respeto al medio ambiente. Ante esta inacción por parte de la instituciones, la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN) está trabajando por paralizar este pelotazo turístico que dañaría este enclave protegido.

El puertito de Adeje está ubicado en un ecosistema natural plagado de vegetación Tabaibal-Cardonal muy madura y bien conservada. Este hábitat propio de las Islas Canarias es único en el mundo y cuenta con una rica biodiversidad plagada de decenas de especies protegidas. El espacio es de tanta importancia que tiene varias declaraciones nacionales e internacionales por su valor ecológico como Zona Especial de Conservación, Hope Spot, lugar Patrimonio Mundial de Ballenas además de ser parte del Corredor Biológico Mundial. Además, especies como la tortuga verde o cetáceos protegidos yacen en esta laguna que es un verdadero paraíso de la naturaleza.

A pesar de esta riqueza medioambiental de la zona, se pretende desarrollar esta megaconstrucción turística en el espacio. Inevitablemente, construir casas y levantar un hotel en esta zona perjudicaría el ecosistema. «Es un despropósito meter un hotel en un espacio protegido, aunque traten de vender la urbanización con argumentos verdes este proyecto urbanístico es incompatible con el medio ambiente», explica un portavoz de ATAN en una conversación con MONCLOA.com. Asimismo, este portavoz de ATAN asegura que será muy complicado mantener la esencia del pueblo. Es por ello que desde la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza han organizado una asamblea ciudadana con el objetivo de paralizar el proyecto.

«aunque traten de vender la urbanización con argumentos verdes este proyecto urbanístico es incompatible con el medio ambiente»

Cabe destacar que para poder llevar a cabo el proyecto se ha modificado en el Plan General de Adeje el uso de las viviendas. Varias parcelas residenciales han sido cambiadas a suelo comercial. «Han pasado por encima de los pequeños propietarios en la Junta de Compensación amparada por la ley de suelo de Canarias», explica el concejal de Unidas Podemos en Adeje Gabriel González Fernández a este medio. Y es que fuentes cercanas al proyecto aseguran que se ha prometido a los vecinos del puertito que se les van a arreglar las casas aunque será a costa de perder su esencia como pueblo costero canario ante la llegada masiva de turistas.

No obstante la poca vialidad medioambiental, el proyecto está a punto de comenzar. Instituciones y empresarios ya han colocado la primera piedra del pelotazo urbanístico. Además, la zona más alejada ya cuenta con licencia y un piloto, aunque afortunadamente el resto de los planos aún no cuenta con la licencia correspondiente. No obstante, el presidente del PSOE en Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, ya ha iniciado los trámites para dar el visto bueno a esta urbanización en uno de los pocos huecos de la costa de Adeje que quedaba sin construcciones turísticas.

ASÍ ES LA MEGA URBANIZACIÓN TURÍSTICA

Bajo el nombre Cuna del Alma, esta urbanización se ubicara en plena playa del puertito de Adeje. Situada entre campos de cultivo y el parque natural de La Caleta junto al Golf de Costa Adeje, las casas se levantaran sobre esta bahía de Tenerife que es prácticamente virgen. La parcela cuenta con 650.000 m2 de los cuales solo 430.000 m2 se urbanizarán con alrededor de 350 unidades.

Los constructores, en manos de inversores belgas, aseguran que el complejo contará con una playa privada de 10.000m2, algo ilegal en la costa española que debe ser de libre acceso para toda la ciudadanía. Las casas serán viviendas de lujo en primera línea de playa y el espacio estará dotado de un Beach club con restaurante, piscina y zona VIP donde se podrán reunir en un futuro los propietarios.

Además de las casas, en el lado derecho de la bahía se pretende construir un hotel de 5* con SPA y wellness cuya marca se dará a conocer muy pronto. El alojamiento turístico completa la urbanización de lujo que se fundamenta bajo los pilares de crear un «hogar lejos del hogar». Esto provocaría la llegada del turismo de lujo al pequeño pueblo del puertito de Adeje cuya población son humildes pescadores que no podrán permitirse pagar sus casas una vez se revalorice la zona. «El petróleo de las Islas Canarias es el turismo pero a veces parece que el turismo vive de nosotros», lamentan desde la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN).