jueves, 29 septiembre 2022 12:38

Condenado el responsable de una web de descargas ilegales de películas y videojuegos

El Juzgado de lo Penal número cuatro de Sevilla ha condenado a un vecino de Coria del Río, por un delito contra la propiedad intelectual cometido como responsable de la página web ‘Identi.li’, mediante la cual permitía el acceso fraudulento a contenidos audiovisuales, cinematográficos y videojuegos sin la autorización de las compañías titulares, varias de ellas pertenecientes a la Asociación Española de Videojuegos.

En la sentencia, emitida el pasado 25 de marzo, se declara probado, por acuerdo de conformidad entre las partes del procedimiento judicial, que el acusado, vecino de Coria del Río y quien reconoce los hechos, creó en 2013 la sociedad «Serujio Corp» y, «con el objetivo de canalizar el ilícito beneficio que obtenía de la exhibición pública sin autorización de los titulares de los derechos de propiedad intelectual de los productos y obras audiovisuales que ofertaba a través de Internet», adquirió los dominios de las páginas web www.identi.li y www.miplex.li y de los enlaces habilitados en la primera de ellas, «para la descarga directa de tales obras».

De este modo, el encartado, según se declara probado por acuerdo del mismo, «facilitaba el acceso al contenido de tales obras (copias legítimas) de cualquiera que pudiera acceder a la web», toda vez que «en todas las páginas el contenido estaba ordenado y clasificado por categorías, disponiendo de un catálogo», «incluso de un buscador» y, especialmente, «enlaces para la descarga».

«El acusado en ningún caso contaba con la autorización de los titulares de dichas obras«, propiedad de sellos como Warner Bros Entertainment, Universal City Studios, Paramount Pictures, Walt Disney o compañías integrantes en la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), según la sentencia.

Entre septiembre de 2009 y octubre de 2015, según la sentencia, fueron visionados gracias a la acción del inculpado «4.430 títulos de videojuegos y 2.036 títulos de películas», con un perjuicio de 48.190 euros para las citadas entidades por derechos de propiedad intelectual, cosechando el inculpado un «lucro ilícito» procedente de la publicidad en la web, las «cuotas» de inscripción o los visionados, según se detalla.

Dado el caso, y se conformidad entre las pares, el Juzgado de lo Penal número cuatro condena al acusado a un año de cárcel por un delito contra la propiedad intelectual, más una multa de 1.200 euros, si bien su pena de prisión queda suspendida siempre que no vuelva a delinquir durante tres años. También se le impone indemnizaciones de 13.000 euros en favor de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) y de la Asociación de Distribuidores e Importadores Videográficos de Ámbito Nacional (Adivan).