viernes, 30 septiembre 2022 11:03

Feijóo avanza que hará una propuesta de «regeneración» para el CGPJ y pide retomar la negociación tras andaluzas

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado este viernes que presentará una propuesta de «regeneración» del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y otros órganos constitucionales y ha apostado por retomar las negociaciones tras las elecciones andaluzas del 19 de junio y cuando se haya «enfriado» el «nivel de crispación» actual.

«Vamos a enfriar el nivel de crispación que ha provocado el Gobierno en las últimas semanas y vamos a esperar a que acabe un periodo electoral muy importante en España, que son las elecciones andaluzas, y el PP se compromete a presentar una propuesta para la reforma y actualización del CGPJ», ha manifestado en una entrevista en RNE.

Feijóo ha dicho que espera que al Gobierno le «interese» su propuesta y no siga «haciendo oposición a la oposición». A su entender, «no es fácil pactar con alguien que no quiere pactar» y que cuando lo necesita se decanta por el «independentismo».

El PP ha abierto una ronda con diferentes asociaciones judiciales en el marco de las conversaciones para la renovación del CGPJ. Estos encuentros se mantienen con la intención de recabar propuestas para desbloquear la situación que mantiene en funciones desde diciembre de 2018 a los vocales del órgano de gobierno de los jueces.

DEFIENDE UNA NEGOCIACIÓN CON «LUZ Y TAQUÍGRAFOS»

Feijóo ha defendido que las negociaciones para renovar el CGPJ se produzcan con «luz y taquígrafos» y ha señalado que la postura del PP pasa por «regenerar la Justicia y la forma de elegir al órgano de gobierno de los jueces».

Sobre si el PP renunciaría a perfiles más políticos, el presidente del PP se ha remitido a la presentación de su propuesta porque, según ha dicho, entonces se podrá comprobar que están «intentando regenerar» el CGPJ.

Dicho esto, ha reiterado en que hay que esperar a que pasen las andaluzas para retomar las negociaciones, máxime cuando el Gobierno «está en una situación de desprecio e insulto» al Partido Popular como, a su entender, se evidenció el pasado miércoles en la sesión de control del Congreso.

En este sentido, el presidente del PP ha afirmado que el Ejecutivo «no lo está poniendo nada fácil» al llamarles «mangantes», una actitud que, a su entender, «desacredita» al propio Gobierno. «Da la sensación de que lo que pretende es que no haya ningún pacto», ha manifestado, para recordar que hace unas semanas tampoco quiso pactar con el Grupo Popular las medidas anticrisis sino que eligió a Bildu.

ACUSA AL GOBIERNO DE «OCUPAR» LAS INSTITUCIONES

Al ser preguntado si se siente obligado a renovar el órgano de gobierno de los jueces por mandato constitucional, Feijóo ha asegurado que se siente «obligado a intentarlo hasta el último instante», pero ha defendido «regenerar la forma de elegir el CGPJ».

«Me siento precavido por las decisiones unilaterales del Gobierno ocupando las instituciones del Estado con cargos políticos que vienen directamente del Gobierno», ha manifestado, citando como ejemplo lo ocurrido con Fiscalía General del Estado o ahora con la directora del Centro Nacional de Inteligencia, que ocupaba un cargo en el Ministerio de Defensa.

Feijóo también ha acusado al Gobierno de «vaciar de competencias» al CGPJ al «prohibir» con su reforma legal que siga haciendo nombramientos para cubrir las vacantes que se producen. «Esta ley está recurrida y en nuestra opinión es una ley anticonstitucional», ha exclamado.

EL PP, «UN PARTIDO DE ESTADO»

Feijóo ha subrayado que desde que ha llegado a la Presidencia del Gobierno busca tender la mano al Gobierno en asuntos de Estado, como se vio ayer en la Ley de Seguridad Nacional, a pesar de los descalificativos de Pedro Sánchez a su partido, tildándolos de «mangantes».

«Comprenderá que hay muchos militantes, simpatizantes y votantes del PP que no pueden entender cómo el presidente del Gobierno descalifica de esta forma al PP y, sin embargo, el PP evita que se deje sin efecto el proyecto de Ley de Seguridad Nacional por la enmienda de los independentistas», ha afirmado, para añadir que el PP no apoya al Gobierno sino «al Estado» porque son un «partido de Estado».