jueves, 19 mayo 2022 19:58

Plus Ultra: así es el calvario de intentar volar con una aerolínea que te deja tirado

Plus Ultra es una muestra más de que nada de lo que tiene que ver con la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela funciona o funciona a medias. No en vano esta aerolínea de capital venezolano cerró el 2021 con más de 600 reclamaciones por resolver, según el más reciente informe de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, de las cuales, al menos 300 no habían sido ni siquiera atendidas, de acuerdo con el reporte.

Comprar un billete para viajar con esta compañía aérea es, cuando menos, un riesgo, porque puede ser que te enteres de que el vuelo ha sido cancelado el mismo día que llegues al aeropuerto, tal como le pasó a Marcela González, venezolana que tenía previsto viajar a su país el día…

Cuando llegó al aeropuerto se consiguió con la noticia de que el el vuelo había sido cancelado y lo único que le dijeron en ese momento es que las autoridades del Instituto Nacional de Aviación Civil de Venezuela (INAC) no había autorizado la ruta Caracas – Madrid, atribuyendo todo a la pandemia. Esta respuesta se la dieron después de muchas horas de espera en el terminal aéreo madrileño, sin que nadie de la aerolínea les diera la cara.

Al final, tuvo que viajar a su país después de desembolsar otros 1000 euros para comprar otro billete con Turkish Airlines, porque no es solo que Plus Ultra la dejó varada en Barajas, sino que la oferta aérea desde y hacia Venezuela lleva años limitada por el régimen de Nicolás Maduro, que solo permite la llegada de vuelos provenientes de Turquía, República Dominicana, Panamá y más recientemente Portugal y España, pero para la fecha en la que Durán tenía previsto viajar, el enlace con Turquía era el enlace más «directo» con su país, saliendo desde la península ibérica. Toda una odisea de … horas para poder acortar los 8 mil kilómetros de distancia que hay entre ella y su familia.

Hay que recordar la polémica que causó esta compañía en España cuando recibió un rescate económico de 53 millones de euros, por parte de la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI), que la consideraba una compañía estratégica para el Gobierno de Pedro Sánchez.

Siempre mienten

A principios de 2020 Estefanía (la afectada solicitó que se utilizara otro nombre, para evitar represalias de la aerolínea en su contra) había adquirido un billete para viajar a Venezuela, desde Madrid. Su viaje estaba previsto para agosto de ese año, pero en vista de que a partir de marzo se cancelaron todos los vuelos a consecuencia de la pandemia ocasionada por la Covid19, la joven de 31 años no pudo viajar.

Cuando intentó comunicarse con la aerolínea para que le indicaran cuál sería el procedimiento para la devolución del dinero, tuvo que esperar muchos meses, pues la única respuesta que le ofrecían era que no había información al respecto, por la pandemia. Así la tuvieron esperando durante al menos 10 meses, hasta que a principio de 2021 por fin le indicaron que con todos aquellos pasajeros que tuviesen boletos de vuelos cancelados a consecuencia de la pandemia, recibirían un vale que podrían canjear para el momento en el que se reanudaran las operaciones internacionales, sin costo adicional. Otra mentira de Plus Ultra.

Resulta que cuando Estefanía decidió hacer el canje de su billete, a principios de este año, se comunicó con la aerolínea para canjear el vale y tratar de buscar una nueva fecha para su viaje y le dijeron que, en efecto, podría hacer el uso del vale que le habían entregado en 2021, pero que para obtener el boleto nuevo debía pagar una diferencia de 270 euros, para completar el valor total, lo que quiere decir que un pasaje que inicialmente tuvo un costo de 600 euros, terminó costándole 870 euros y aún así no tiene ni siquiera la garantía de que podrá volar tranquilamente en agosto.

Hay que recordar que Plus Ultra solo cuenta con cuatro aeronaves que tienen una capacidad 1316 pasajeros para cubrir todas las rutas que ofrecen a través de su página web hacia Cartagena, Bogotá, República Dominicana, Caracas y Lima y que final de 2021 e inicios de 2022 fue utilizada por las autoridades venezolanas para cubrir una serie de vuelos, que habían sido aprobados por España, para la aerolínea estatal venezolana Conviasa. Estos vuelos se llevaron a cabo los días 15 20 y 23 de diciembre y 8, 15 y 19 de enero.

Después de toda la polémica por el rescate hecho por las autoridades españolas, la aerolínea de capital venezolano actualmente está operando con relativa normalidad, pero quienes adquieren los billetes para volar durante los próximos meses desconfían de que sus vuelos puedan llevarse a cabo.