jueves, 6 octubre 2022 05:17

La Infantería de Marina comprueba la seguridad de los buques e instalaciones de la Armada

Aunque la Infantería de Marina siempre se asocia a las operaciones de desembarco, una de las principales misiones de este mítico Cuerpo, que forma parte de la Armada, es la protección y la seguridad de las instalaciones y buques de ésta, los siete días de la semana las 24 horas del día.

De hecho cada vez que se visita un edificio de la Armada o se entra en un Arsenal de ésta veremos a los infantes de Marina vigilando los accesos, amén de garantizar la seguridad del conjunto del recinto. Igualmente los navíos españoles que participan en operaciones internacionales, como sería el transporte “Ysabel” en su recién finalizado traslado a Polonia de material de defensa con destino a Ucrania, integran siempre un Equipo Operativo de Seguridad (EOS) formado por infantes altamente especializado en misiones de seguridad del navío.

Pero para que todo funcione perfectamente, se debe de estar poniendo constantemente a prueba la reacción ante cualquier eventualidad. En este sentido la denominada Fuerza de Protección de la Armada (FUPRO)  llevará a cabo la próxima semana el ejercicio “Cancerbero 01-22”; un ejercicio específico de seguridad física con el que se pretende mejorar el adiestramiento de las Unidades en ese área y poner a prueba los planes de protección de los buques e instalaciones navales.

Antes de seguir habría que explicar que la FUPRO, que es una de los tres componentes de la Fuerza de Infantería de Marina, junto al Tercio de Armada y el Mando de Guerra Especial,  tiene como misión garantizar la seguridad y protección del conjunto de bases, instalaciones, centros, organismos y personas de la Armada. Esta Fuerza se creó en 2003, en el marco de la reorganización de la Infantería de Marina española, la más antigua del mundo, para adaptarla a las cambiantes necesidades de seguridad del siglo XXI, que tan mal empezó con los atentados del 11S en Estados Unidos.  

Así los especialistas en seguridad de la Armada desarrollarán la fase práctica de dicho ejercicio entre los próximos días 17 y 19 de mayo, tras meses de minuciosa planificación,  en diversos escenarios de la Institución ubicados a lo largo y ancho de España, en concreto en las localidades de: Cartagena (Murcia), San Fernando y Rota (Cádiz), Porto Pi (Mallorca), Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria. En él participarán un total de dos mil quinientos efectivos encuadrados en una treintena de diferentes Unidades de la Armada.

Durante el desarrollo del ejercicio, la FUPRO, desde su Cuartel General en Ferrol (La Coruña), irá insertando y “provocando” diferentes incidencias que afectarán a la seguridad física, frente a las cuales las Unidades deberán responder, comprobándose la reacción tanto de los medios humanos como de los técnicos asignados (tanto pasivos como activos), así como de los procedimientos en vigor.

Además, también se comprobarán los planes de contingencia de las Unidades de la FUPRO en sus respectivas y amplias áreas de responsabilidad, para apoyo de las Unidades de la Armada cuando la situación implique  necesidades de seguridad más complejas, como las que generan el terrorismo y las cada vez más mezcladas situaciones la guerra asimétrica, convencional o híbrida.

IMG 6211 1 Moncloa

Las incidencias que se materializarán durante el ejercicio incluyen hacer frente a situaciones que van desde las más clásicas, como puede ser un problema de orden público, a otras más complejas como una inserción de fuerzas especiales enemigas o amenazas de nuevo cuño como son las  de sistemas de aeronaves pilotadas remotamente o Remotely Piloted Aircraft Systems (RPAS).

Los cometidos de la FUPRO, a la hora de garantizar la seguridad de la Armada, son muy variados, ya que por una  parte es responsable de proporcionar seguridad física a aquellas instalaciones que requieren de una protección especializada o en aquellos actos que precisan de un dispositivo especial de seguridad, como pueden ser desfiles y otras actividades fuera de las instalaciones, en las que coordinan con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (FCSE). Por otra parte, también proporcionan escolta a las autoridades de la Armada, empezando por el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA).

En el marco de la seguridad marítima, los citados EOS  participan activamente a bordo de buques de la Armada en operaciones internacionales como las de control de la piratería en aguas de Somalia o apoyando a las FCSE y el Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) en operaciones contra los tráficos ilícitos por vía marítima.

img1469 Moncloa

También se participa, en el marco de colaboraciones bilaterales, en tareas de diplomacia de defensa realizando labores formativas, fundamentalmente en el continente africano con Unidades de policía naval en el ámbito de la seguridad física o con sus EOS en el ámbito de la seguridad marítima, en el marco de los  despliegues de los patrulleros de la Armada, como el que tiene en marcha actualmente el “Serviola” en el Golfo de Guinea.

La FUPRO está compuesta por tres Tercios (equivalentes a los Batallones del Ejército) ubicados en las citadas localidades marítimas de Ferrol, Cartagena y San Fernando, una Agrupación en Madrid (AGRUMAD) y una Unidad de Seguridad de Canarias (USCAN) que tiene sede en el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria.