sábado, 2 julio 2022 07:29

Los funcionarios trabajarán “duro” desde el sofá de su casa tres días a la semana

Los funcionarios se van a casa. A partir de ahora, los trabajadores de las instituciones públicas podrán disfrutar de tres días a la semana de teletrabajo. La pandemia provocó que las empresas se vieran obligadas a mandar a sus empleados a casa en todos los casos en los que fuera posible y la Administración Pública no iba a ser menos. Así, los funcionarios pasaron a realizar el trabajo desde su casa. Sin embargo, gracias a las vacunas la situación de pandémica en la que se encuentra España ha permitido la vuelta a las oficinas. Aunque, parece ser que a los funcionarios les gustó lo de poder trabajar desde el sofá de casa y han luchado por que les permitan continuar con esta dinámica de trabajo. Así, la iniciativa se ha llevado al Consejo de Ministros que ha tenido lugar este viernes 13 de mayo de forma extraordinaria. A partir de ahora, los funcionarios llevarán a cabo su jornada laboral desde el sofá de casa tres días a la semana, es decir, estos trabajadores van a pasar más de la mitad de su horario de trabajo sin salir de su residencia.

Si el ritmo de las instituciones públicas dejaba mucho que desear, ahora la situación parece ser que va a ser todavía peor. El ritmo de trabajo de los empleados públicos probablemente se verá afectado por la nueva dinámica que pretenden imponer en las Administraciones Públicas. Y es que, los funcionarios solo acudirán a la oficina dos días a la semana. Una decisión que se ha llevado al Consejo de Ministro del pasado viernes que se ha celebrado de forma urgente. Sin embargo, se ha decidido llevar a cabo en un momento que puede que no sea el adecuado. Y es que actualmente, por ejemplo, la Agencia Tributaria se encuentra inmersa en plena campaña de la renta. Además, las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y si las Administraciones se quedaban a medio gas, con la nueva medida probablemente solo se encuentre entre los meses de julio y agosto el portero de turno. Ya que el funcionario que no esté de vacaciones, posiblemente se encuentre en casa teletrabajando.

Más de 230.000 trabajadores podrán acogerse a este nuevo modelo que tan de moda se puso durante la pandemia y que permitió que la actividad laboral no cesará plenamente. Este tipo de trabajo se encuadra dentro de la estrategia promovida por la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. La titular de Hacienda cuenta con un plan para el ahorro y eficiencia energética y los organismos públicos suponen todo un coste a nivel energético y más cuando el panorama energético se encuentra en un momento difícil. Sin embargo, Montero tiene claro que el que quiera teletrabajar desde el sofá de su casa deberá poner él mismo los medios para poder llevar a cabo su actividad laboral.

Y es que, la titular de Hacienda no pretende dotar de ordenadores a los funcionarios que teletrabajen. La ministra ha retrasado hasta diciembre de 2024 el debate sobre la compra y dotación de medios telemáticos a aquellos funcionarios que opten por el teletrabajo. Así, los trabajadores de la Administración que quieran convertir su casa en su nueva oficina deberán utilizar sus propios medios. Lo que está claro es que a partir de ahora su nuevo horario de trabajo cuadrará con el de la siesta. Y es que, la digitalización de los funcionarios es una las obsesiones de algunos de los altos cargos de la instituciones públicas. Sin embargo, esto no es lo único que pretenden cambiar dentro de la Administración Pública, ya que la atención en ventanilla a los ciudadanos podría tener los días contados, por lo menos en Seguridad Social.

ADIÓS A LA ATENCIÓN EN VENTANILLA

La dirección general de la Seguridad Social está pensando en cerrar algunas de sus ventanillas de atención a la ciudadanía. Con la excusa de digitalizar la Administración, fuentes internas aseguran que la intención de la cúpula de la tesorería tiene intención de cerrar los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS). Liderados por Andrés Harto Martínez, se pretende reducir al mínimo estas ventanillas que favorecen los trámites administrativos a la ciudadanía.

Los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social son los núcleos clave en las relaciones de los ciudadanos con la Tesorería. Tras solicitar una cita previa, los ciudadanos pueden acudir a estas oficinas en horario de mañana para realizar los trámites que necesiten de la Seguridad Social. Desde obtener un número identificativo para recibir prestaciones, hasta realizar pagos de deudas pasando por solicitar subsidios, los CAISS dan múltiples servicios a la ciudadanía. En especial a los más mayores para los que la atención presencial es de vital importancia al no ser estos nativos digitales.