sábado, 2 julio 2022 07:56

Tania Sánchez convierte Más Madrid en el aliado favorito de Yolanda Díaz

Más Madrid ha comenzado a seguir a Yolanda Díaz. El idilio entre los defenestrados por Pablo Iglesias y la vicepresidenta del Gobierno se ha disparado en estas últimas semanas. Yolanda se ha distanciado progresivamente de la formación morada hasta el punto que Iglesias dedica parte de sus exposiciones en público a criticar abiertamente a la ministra de Trabajo. Todo esto, provocado por la urticaria que generan perfiles como el de Irene Montero en Yolanda, ha dado una oportunidad a Íñigo Errejón que ha aprovechado con creces. Ahora, el debate que se mantiene en la izquierda es si utilizar a Yolanda para magnificar el proyecto de Más Madrid y llevarla nivel nacional, dejando a Podemos a un lado y obligar a Ione Belarra a someterse o a convertirse en un partido residual. En este caso Errejón ha ganado el partido a Iglesias y Yolanda parece más suya que de la formación morada.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se siente desde hace meses muy incómoda con los ministros de la formación morada. Ella tiene una idea, un proyecto, en el que Podemos no parece encajar bien. La máxima de la vicepresidenta es la de llevar banderas descargadas de polémica y cargadas de simpatía progresista, como la subida del salario mínimo, por ejemplo. Y la máxima de Podemos sigue estancada en banderas polémicas, como la de no enviar armas a Ucrania o la del feminismo tan particular que ha monopolizado Irene Montero desde su bien dotado Ministerio de Igualdad. Todo esto ha supuesto una batería de enfrentamientos a lo largo de la legislatura que han permitido a Íñigo Errejón adelantar por la izquierda a Podemos y posicionarse como el aliado favorito de Yolanda Díaz para montar su plataforma.

Son muchos (incluidos miembros de Unidas Podemos) los que quieren echarse en brazos de Yolanda Díaz en cuanto dé el paso. Pero el problema es precisamente ese, que Yolanda se resiste a dar el paso para no desgastar su marca aún inexistente. Aún así, ya nos podemos hacer una idea de qué partidos de la izquierda estarán dentro y cuáles tienen más riesgo de quedarse fuera.

El ministro de Consumo no es del agrado de Yolanda Díaz

Más Madrid es el mejor posicionado. Con él, Alianza Verde es una formación que seduce a Yolanda dado que no han dejado nunca su bandera del ecologismo. Pero Podemos parece alejarse por momentos porque se resisten a no ser el color principal del partido que se presente a las elecciones. Sobre Izquierda Unida, todo dependerá de la presencia que Alberto Garzón exija tener. El ministro de Consumo no es del agrado de Yolanda Díaz, pero la dirigente gallega sí que quiere contar con IU en sus filas. Con este panorama, parece que solo Podemos tiene riesgo de quedarse fuera. O contribuye a dividir, o se somete al rodillo de la ministra de Trabajo y cede su ansia de protagonismo.

La plataforma de Díaz nacerá después de las elecciones municipales y autonómicas. Esto es una evidencia que toda la izquierda tiene claro dado que Yolanda no quiere desgastar las siglas de su mimada marca antes de las generales. Más Madrid tendrá vía libre para ir a los comicios con sus siglas sin riesgo de que tengan que cambiarlas y sin riesgo de diluirse en una formación mayor. Podemos igual. Aún así, los movimientos ya se están dejando notar y Más Madrid goza de mucha más simpatía de Yolanda que los de Ione Belarra.

TANIA, UNA DE LAS CLAVES

Al equipo de Yolanda le gusta Más Madrid por encima de Podemos por varias razones. La primera, que no acostumbran a coger banderas polémicas ni se meten en discusiones absurdas que no llevan a ningún lado. Mientras que Montero se pasa el día llevando medidas polémicas al frente o leyes cuestionadas como la trans, Más Madrid se ha mantenido en un perfil más discreto. Y la segunda es que Más Madrid cuenta con activos que gustan, y mucho, a Yolanda Díaz, como son la diputada de la Asamblea de Madrid Mónica García o sobretodo la discreta Tania Sánchez, una política que Yolanda quiere sumar a sus filas.

Puede parecer extraño, pero el paso de Tania Sánchez por el Congreso se recuerda incluso por la derecha. Pese a que muchos recuerdan la columna y la ruptura con Iglesias, lo cierto es que Tania destacó en el Parlamento por su trabajo. Este medio ha hablado con varios diputados que compartieron con ella su paso por el Congreso y solo hablan bien de ella, incluso los más escorados a la derecha. A esto hay que añadirle la habilidad extraordinaria de Tania de organizar la estructura de un partido, como hizo con Más Madrid. Todo esto unido a su perfil discreto la ha convertido en una pequeña obsesión para el equipo de Yolanda. Y eso que no quieren viejas caras conocidas en su lista.

De momento, Sánchez se mantiene en una posición extremadamente discreta en la que no quiere ni hablar con los medios. El equipo de Díaz no. Con todo esto, parece normal que la obsesión del equipo de la ministra con Tania haya beneficiado a Más Madrid, pues ahora hablamos de la fuerza mejor posicionada para ir en coalición con la plataforma de Díaz. Habrá que ver cómo se llama y sobretodo habrá que ver dónde se queda Podemos. Pero de momento, parece que Irene Montero está más cerca de ir de la mano con ERC a las elecciones que con Yolanda Díaz.