martes, 4 octubre 2022 16:14

Aragonès dice que la reunión con Sánchez no se trata de «hacerse una foto» e insiste en depurar responsabilidades

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado este miércoles sobre la reunión, todavía sin fecha, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que «no se trata de hacerse una foto» sino de que haya transparencia, de saber quién dio la orden para espiar teléfonos a independentistas con Pegasus y de depurar responsabilidades.

En una entrevista en Ser Cataluña, Aragonès ha calificado de extremadamente urgente este encuentro, pero ha dicho que no depende de él sino de Sánchez. Además, preguntado por si ha vuelto a hablar con Pedro Sánchez sobre la reunión que se emplazaron a tener, el presidente catalán ha explicado que el lunes habló con él por teléfono sobre el accidente de tren en Sant Boi (Barcelona), pero no abordaron el tema del espionaje ni la reunión.

«Que no esperen que confiemos en un Gobierno que no está hablando de forma clara. Están tratando las instituciones de Cataluña como las de un país sometido», ha criticado Aragonès, que cree que el Ejecutivo central está tratando al Govern como una institución de segunda y no le está dando importancia, en sus palabras.

Además, ha desvinculado el espionaje a políticos y activistas independentistas del que sufrieron el presidente del Gobierno y la ministra de Defensa, Margarita Robles: «Se trata de casos diferentes. Si alguien pretendía que esta noticia hiciese ver que ha dejado de existir el otro espionaje, se equivocó».

Acerca de las razones por las que podría haber sido espiado, Aragonès ha afirmado que no entrará en especulaciones, al tiempo qie ha insistido en la desclasificación de los documentos, y ha dicho que pedirán «responsabilidades penales si hace falta».

RECLAMA AL PSC QUE PIDA DESCLASIFICAR DOCUMENTOS

Ha asegurado que el líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, no debe rectificar sus palabras sobre el caso Pegasus, por las que acusó al Gobierno municipal de beneficiarse del espionaje durante la negociación de la investidura en el consistorio, y ha añadido que «quien debe rectificar es Sánchez», en referencia al presidente del Gobierno.

«De ninguna de las maneras», ha defendido Aragonès este miércoles, al ser preguntado por si Maragall debe enmendar sus afirmaciones, y ha reclamado que el PSC pida la desclasificación de los documentos sobre espionaje.

«Sale una noticia que dice que se han espiado las negociaciones de gobierno de las municipales y el escándalo es que haya candidatos indignados. Es grave», ha criticado el presidente catalán, que ha pedido toda la transparencia para saber quién está detrás del espionaje.

Con todo, ha apuntado que consideran que no se está dando una respuesta adecuada por parte del Gobierno ante este caso: «No nos consideran instituciones del Estado dignas de ser defendidas, a no ser que hayamos sido espiados por ellos», ha apuntado Aragonès.