jueves, 6 octubre 2022 05:18

Feministas recogen firmas para «salvar» un centro de atención de mujeres e hijos víctimas de violencia de género

La Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas ha lanzado una recogida de firmas para «salvar» el centro de Centro de Atención y Recuperación Integral de Mujeres y sus hijas e hijos víctimas de violencia de género (CARRMM) que, según advierten, se encuentra en «grave riesgo de continuidad» al haber sido reducido en «un 71%» el presupuesto que percibe para su sostenimiento por parte de las Administraciones Públicas.

«De no resolverse la financiación del centro, la situación conlleva que las mujeres y sus hijos e hijas se quedan sin protección y sin el tratamiento integral que necesitan», ha advertido la presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas y creadora del centro, Ana Maria Pérez del Campo.

A lo largo de más de 30 años desde su creación en 1990, todos los Gobiernos han mantenido este centro en el cual, hasta diciembre de 2021, se ha atendido a 727 mujeres y 817 niños y niñas con una tasa de recuperación del 71%, según informa la Federación Nacional de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas.

Tal y como explica Ana María Pérez del Campo, el objetivo de este centro es «actuar en el origen de la violencia de género, recuperar de forma integral a las víctimas y frenar la transmisión generacional de la violencia para poner punto final al asesinato de las mujeres, y de sus hijos e hijas, por violencia machista».

Por ello, la Federación, junto a las organizaciones de mujeres y ciudadanos que se han sumado a la iniciativa, solicitan al Gobierno de España «que asuma la financiación del Centro como Situación de Emergencia Social, aplicando por la vía de urgencia la transferencia del crédito necesario para poder garantizar su continuidad a partir de junio de 2022″.

También reclaman que, para años sucesivos, establezca la garantía presupuestaria de este centro y que arbitre las medidas necesarias para garantizar su financiación futura.