viernes, 7 octubre 2022 12:24

La presencia de aviones C-40 norteamericanos en Torrejón sería la avanzadilla del “Air Force One” del presidente Biden

Últimamente se está incrementando la presencia de los discretos aviones de transporte C-40 de las fuerzas armadas de los Estados Unidos, que se debería al progresivo traslado de personal y material en preparación de la visita del presidente Biden.

Las visitas de los presidentes de los Estados Unidos se preparan con una profesionalidad milimétrica, sobre todo a efectos de seguridad, que incluye el preposicionamiento de material y personal, previa a la llegada de los aviones de transporte con las limusinas, helicópteros, etc que utilizará en este caso Joe Biden y su equipo. El objetivo es que cuando el “Air Force One” aterrice en Torrejón esté todo planificado hasta el mínimo detalle. Además dichos dispositivos se refuerzan en países tan poco fiables en términos de seguridad como es la España actual, cuyo Gobierno no ha dudado en desprestigiar y dar un duro golpe a  sus propios servicios de inteligencia cesando a la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a mes y medio de la cumbre de la OTAN, además de dar entrada a la comisión de secretos oficiales de España a los representantes del  partido heredero político de los terroristas de ETA y a formaciones catalanistas con claras vinculaciones con los servicios de Putin. Ello hace una gran mella en la reputación internacional del CNI, ganada en décadas con la gran profesionalidad de sus integrantes.

Volviendo a Torrejón, el pasado 5 de mayo llegaba un avión de transporte C-40 (versión militarizada del conocido avión de pasaje Boeing-737-700) de la Fuerza Aérea o United States Air Force (USAF), que permaneció hasta la tarde del día siguiente en la instalación del Ejército del Aire español. A dicha base aérea, una de las más grandes de España y que fue construida con fondos norteamericanos tras los pactos de Madrid firmados por los Gobiernos de Eisenhower y Franco en 1953, también llegaba este pasado fin de semana otro de los versátiles C-40, en este caso de la Marina o US Navy. El aparato sumaba la parada en Madrid al vuelo de enlace de traslado de personal y carga desde Estados Unidos a las Naval Station (NAVSTA) de Rota (Cádiz) y Sigonella (Sicilia-Italia). Los aparatos de transporte C-40 son configurables para llevar pasaje en asientos clásicos como si fuera un Boeing 737 de aerolínea, pero gracias a la instalación de una amplia puerta de carga sita en la parte delantera izquierda de su fuselaje también puede llevar carga paletizada. Buena parte de la flota de los C-40 de la USAF y la  totalidad de los que opera la US Navy no llevan ninguna marca de nacionalidad y van pintados enteramente de blanco para poder operar más discretamente sobre todo en aeropuertos civiles, siendo únicamente identificables por su numeración militar de seis cifras, que llevan en la cola, a veces pintados parcialmente.

6779930 Moncloa
El discreto C-40 de la US Navy que pasó por Torrejón el pasado sábado Foto US Navy

Aunque a nivel general los aparatos de combate como los modernos F-35 o los veteranos F-15 y F-16 de la USAF, y los F/A-18 Super Hornet de la US Navy que  veremos en el film de Tom Cruise “Top Gun Maverick” sean los más conocidos, aparatos de transporte como el C-40 son básicos para asegurar la cadena logística a nivel global, una de las claves de la supremacía militar de los Estados Unidos.

1234084 Moncloa
Detalle de la rampa de carga de los C-40. Foto US Navy

Los días previos a la cumbre de la OTAN, que se celebrará el 29 y 30 de junio, empezarán a llegar a la base de Torrejón los pesos pesados de transporte de la USAF, como son los modelos de la multinacional Boeing C-5M Galaxy y el más moderno C-17A Globemaster III. A bordo de estos aparatos llegarán a España los vehículos que utilizarán Joe Biden y el resto de la delegación norteamericana. Así uno de los transportes traerá los denominados “Cadillac One” que lo transportarán desde la base a la Cumbre y a la residencia que utilice durante las jornadas. Aunque hablamos de una limusina, estamos ante un medio único por sus características, dado que pesa de 8 a 10 toneladas, y cuenta con un altísima protección, sistemas de comunicación autónomos, material sanitario, etc, por los que se le definen como “The Beast” (la bestia). Aunque dadas las cortas distancias a recorrer no está claro si los transportes de la USAF traerán a España alguno de los helicópteros Sikorsky VH-3D Sea King, que cuando llevan a bordo al presidente atienden en el código radio de “Marine One”.

También podríamos ver  algún C-32, la versión militar del aparato comercial Boeing 757, trayendo personal y funcionarios de nivel medio/bajo, antes de la llegada del VC-25A, que es básicamente un Boeing 747-200B Jumbo muy modificado, conocido internacionalmente como “Air Force One”, con el presidente Biden a bordo.