sábado, 24 septiembre 2022 18:53

El PP culpa a Marlaska por el hackeo en su teléfono

El PP ha responsabilizado este miércoles en el Congreso al Ministerio del Interior del fallo de seguridad que propició el robo de más de seis gigas de información del teléfono del titular de la cartera, Fernando Grande-Marlaska, que ha contestado remitiéndose a la investigación judicial y asegurando que a él nunca lo verán con “Villarejo, Villarejines y gente de este tipo”.

En la sesión de control al Gobierno, la diputada y portavoz de Interior del PP, Ana Belén Vázquez, ha señalado al propio Grande-Marlaska por la seguridad de las comunicaciones dentro del Ministerio del Interior ante intromisiones con programas espías como Pegasus, así como al ministro de Presidencia, Félix Bolaños, por las de la Moncloa.

“Nosotros nos creemos la división de poderes, respetamos el trabajo de los policías, tenemos estrategia de ciberseguridad”, ha contestado Grande-Marlaska, oponiendo la denuncia de la Abogacía del Estado ante la Audiencia Nacional por el robo de información con la etapa del PP en el Gobierno, cuando “se rompían ordenadores y se corrompían unos pocos policías para modificar informes”.

“A este ministro del Interior con Villarejo, Villarejines y gente de este tipo no le han visto nunca”, ha enfatizado Grande-Marlaska, que respondía de esta forma a las críticas de la diputada del PP al pedir que se hablara de las anotaciones del comisario José Manuel Villarejo, pero en lo referente a la fiscal general del Estado o los familiares del presidente del Gobierno.

La diputada ‘popular’, que también ha aludido al PSOE de Andalucía por el “robo del dinero de los parados para gastarlo en rayas y en prostíbulos”, ha sostenido que a Villarejo “lo fichó como doble agente” la hoy ministra de Defensa, Margarita Robles, y que eso “lo sabe toda España”.

Además, ha dicho que los escándalos ligados a Villarejo para el PP son pasado pero para el PSOE es presente, insinuando que el propio Grande-Marlaska también figura entre las anotaciones del polémico expolicía.

“Qué vergüenza, mientras el CNI y la Guardia Civil hacían su trabajo y detenían a golpistas y delincuentes, ustedes negociaban con esos mismos delincuentes el sillón en La Moncloa”, le ha afeado la diputada del PP.

Otro de los asuntos de confrontación en el Pleno ha sido por el dispositivo policial del Gobierno del PP para tratar de impedir el referéndum independentista del 1-O. Ana Belén Vázquez ha pedido a Grande-Marlaska que desautorice a Pedro Sánchez por hablar de los policías como “piolines”, en alusión al barco con una lona enorme del dibujo animado donde se alojaron los efectivos policiales.

“Lo que ha dicho el presidente es que ustedes llevaron a Cataluña en condiciones indignas a nuestros policías y guardias civiles”, ha contestado el ministro del Interior, que ha apostillado que “el pasado sigue siendo el presente” para el PP.