sábado, 20 agosto 2022 01:18

El tratamiento pre ITV para diésel y gasolina con un potente limpiador de carbonilla del motor

El potente Ecolimpiador Carbonilla 250 ml, fabricado por Eco Carburante Motor, es un producto ecológico que ayuda al ahorro de carburante y se reconoce por ayudar satisfactoriamente la prueba de gases ITV. En el sector mecánico, este producto ha alcanzado notoriedad por reducir la contaminación generada por la combustión de vehículos.

La empresa lleva más de una década en el mercado, siendo un investigador y fabricante de productos efectivos en su tarea de eliminar y reducir los humos negros y gases causados por la mala combustión. El producto es un éxito en internet y talleres mecánicos.

Funcionamiento óptimo de automóviles con el tratamiento de limpieza de carburantes

La mala combustión en los coches se evidencia por el exceso de humo y liberación de gases cuando está en funcionamiento, las averías se producen por los residuos de hollín que se sitúan en la caja carburante, afectando así la potencia y rendimiento del vehículo. Todos los vehículos deben ser sometidos a revisiones y tratamientos con regularidad para su rendimiento y para la aprobación de pruebas de gases ITV. En estas se verifica que los automotores no estén excediendo su límite y representen un elevado contaminante, por su mala combustión.

El fabricante de los productos de Eco Carburante Motor se propuso investigar detalladamente y estudiar los diferentes tipos de productos que tratan la combustión de vehículos y, gracias a eso, descubrió que la oferta comercial de los productos que hay era insuficiente. En su arduo trabajo, halló la respuesta y salida, ideando el Ecolimpiador carbonilla 250 ml, un aditivo gases ITV diésel de inyección que garantiza la limpieza de: aforadores atascados, filtros de gasóleo colmatados, inyectores defectuosos o gripados, bombas inyectoras desvariadas, agua en depósitos y filtros.

Aplicación del eco limpiador carburante 250 ml

El tratamiento pre ITV es aplicable a vehículos de combustibles de gasolina y diésel. El producto representa el ahorro en carburantes y prolonga el periodo de revisión o mantenimiento de la combustión.

Un frasco de 250 ml para un depósito de 20 a 100 litros de carburante, en función de la limpieza deseada. Asimismo, se utiliza cada 10.000 km y garantiza la limpieza completa de los inyectores y cámara de combustión, bombas inyectoras y carburadores, sondas lambda, válvula EGR, filtro de partículas. También elimina el agua de condensación de los depósitos y los humos negros.

Para cada cuarto de tanque se requiere de un ecolimpiador y mientras se conduce por carretera el producto empezará a trabajar. El vehículo debe subir revoluciones del motor en cada cambio de velocidad, aunque, en ciertos momentos, es bueno mantenerse en la cuarta marcha o en la más alta según el coche, a 2.500 rev/min, en un periodo de 5 a 10 minutos. El ejercicio permite la limpieza del circuito de admisión y válvula EGR.