sábado, 20 agosto 2022 01:35

Reino Unido refuerza su flota de Gibraltar

Con la reciente entrega de la lancha patrullera de última generación HMS “Cutlass” al Escuadrón de la Real Marina de Gibraltar el Reino Unido da un paso más en el progresivo refuerzo, tanto cualitativamente como cuantitativamente, de su poder naval en las estratégicas aguas del Estrecho.

Además de la puesta a disposición de esta patrullera, está previsto que en los próximos meses se entregue  a dicha fuerza naval o Royal Navy Gibraltar Squadron (RNGS) otra embarcación gemela, la HMS “Dagger”, en el marco de una operación de refuerzo de capacidades que tiene un coste conjunto de unas 10 millones de libras (11,8 millones de euros).

Además de las citadas patrulleras, que sustituirán a las dos veteranas lanchas HMS “Dasher” y HMS “Pursuer” que hasta ahora eran el puntal del RNGS, también se incorporaba al Escuadrón en abril del pasado año el patrullero de altura HMS “Trent”. La designación de HMS que acompaña a las unidades militares británicas significa barco de su majestad Her/His Majestic Ship

La presencia de este navío de altura u Offshore Patrol Vessels (OPV) proporciona a las fuerzas de la Marina Real o Royal Navy británica en la última colonia de Europa poder contar con una unidad de tipo medio, ya que desplaza unas 2.000 toneladas y tiene una eslora (largo) de 90,5 metros, lo que queda muy lejos en términos de porte de la “Cutlass” y su gemela que desplazan sólo 38 toneladas y tienen una eslora de 19 metros.

Además el HMS “Trent” es también un navío muy moderno, perteneciente al 2º lote de de la clase River. Tras ser construido por la multinacional británica BAE Sytems en su factoría de River Clyde (Glasgow-Escocia) fue entregado a la Royal Navy, entrando en servicio en sus filas el 3 de agosto de 2020. El moderno OPV cuenta con una dotación de 70 personas, además de habitabilidad para otras 34. Está armado con una estación de funcionamiento  a control remoto o Remote Control Weapon Station (RCWS) DS30B de 30 mm de última generación, y dos ametralladoras convencionales y otras tantas de tipo multitubo modelo M-134 Minigun, ambas de 7,62 mm. Otra importante particularidad de este navío es su capacidad de transportar y operar con un helicóptero, incluido el  más grande que opera la Royal Navy: el Merlin Mk.2, la versión antisubmarina o  Anti Submarine Warfare o ASW del Leonardo AW101.

El envío de este buque figura en la última Revisión Estratégica de Defensa, que presentó en marzo de 2021 en la Cámara de los Comunes (Londres-Reino Unido) el secretario de Defensa (equivale al ministro) británico Ben Wallace, y en la que se expone el planeamiento estratégico de defensa para la próxima década.                     La decisión del Ministerio de Defensa de Reino Unido responde a los continuos requerimientos del Gobierno local de Gibraltar, que constantemente habla de violación de lo que definen como sus aguas territoriales por parte de embarcaciones y aeronaves españolas, aguas que el tratado de Utrecht (1713), mediante el que España cedió el territorio, no contemplan.

Estamos ante un paso más en la ya gran militarización de la colonia, que suele acoger a los submarinos nucleares, tanto de la Royal Navy como de la Marina de los Estados Unidos o US Navy. Además desde Washington se apuesta cada vez más por realizar presencia con sus navíos en Gibraltar, cuando cuenta a  muy poco kilómetros con las facilidades de la base naval de Rota (Cádiz). Estamos ante un claro ejemplo del  apoyo norteamericano a  su gran aliado del otro lado del Atlántico, frente a un cada vez menos fiable Gobierno de España, en el que parte de su Ejecutivo es abiertamente hostil a la OTAN, y que tiene aliados políticos con amplias conexiones con la Rusia de Putin.

Volviendo a las lanchas  de la clase Cutlass, fueron diseñadas  por la  empresa especializada en diseños y consultoría naval BMT y construidas porMarine Specialized Technology Group (MST Group) en su astillero de Merseyside (noroeste de Inglaterra), a requerimiento expreso de las necesidades del RNGS.

Las dos unidades fueron trasladadas hasta Gibraltar desde Reino Unido estibadas en  sendos buques de carga en noviembre de 2021 y marzo de 2022 respectivamente, iniciando sendas fases de pruebas en las aguas aledañas al Peñón. El buen resultado de éstas ha desembocado en la entrega de la HMS “Cutlass” al RNGS el pasado 4 de mayo, en una ceremonia presidida por el máximo responsable militar británico en Gibraltar, el comodoro Steve Dainton, y el primer ministro de la colonia Fabian Picardo. Además la mujer del político, Justine Picardo ha sido la madrina de la patrullera, en la ceremonia en la que se ha izado en su mástil la insignia de la Royal Navy o White Ensign.

Antes de llegar a Gibraltar procedente del puerto del sur de Inglaterra de Poole, durante las pruebas de mar en Reino Unido, se demostró que la velocidad de la HMS “Cutlass” no solo cumple con los requisitos de 40 nudos solicitados, sino que los supera. La embarcación está propulsada por tres motores Volvo D13, cada uno de los cuales produce 1000 HP y acciona tres chorros de agua MJP 350X y presenta niveles incomparables de innovación y tecnología, siempre según la empresa BMT.

A pesar de su pequeño tamaño están muy bien armadas con tres ametralladoras de 7,62 mm, y cuentan con los más modernos equipos electro-ópticos, que permiten identificar cualquier embarcación sospechosa, tanto con mal tiempo como de noche.