sábado, 2 julio 2022 07:35

El truco para enfriar la cerveza en cinco minutos sin nevera

Con la llegada del buen tiempo llega también la época de las barbacoas, de las excursiones al aire libre, de los parques, las playas, los festivales, etc. Con ello mucha gente aprovecha para ahorrarse unos cuantos euros en la terraza de un bar y elige tomarse unas cervezas bien frías al aire libre para disfrutar del calor. Sin embargo, esto tiene un gran inconveniente y es que no vas a tener una nevera cerca para enfriar tu cerveza lo que supone un gran inconveniente ya que, como es lógico, nadie se va a beber una cerveza caliente y menos cuando aprieta el calor y lo que necesitas es refrescarte. La buena noticia es que hay métodos muy efectivos y, lo que es mejor, rápidos, para que puedas enfriar tus cervezas en cinco minutos aunque no tengas una nevera.

La temperatura ideal para tomar una cerveza

Lo primero que tienes que saber es que la cerveza no se debe tomar ni muy fría ni, mucho menos, caliente. Especialmente si eres un amante de esta bebida alcohólica, sabrás que si te pasas enfriándola y ésta llega casi al borde de la congelación su sabor y su textura cambia por completo y pierde muchas de sus propiedades. Por eso, nunca hay que pasarse enfriando la cerveza y siempre hay que tener cuidado si elegimos meterlas en un congelador. La temperatura adecuada va a depender del tipo de cerveza que estemos consumiendo, aunque lo que sí se puede considerar como una norma general para todas es que la creencia de que éstas deben estar por debajo de los tres grados es completamente falsa y, de hecho, la mayoría han de tomarse por encima de esa temperatura y nunca a más de 13 grados. Con los trucos que te contamos a continuación tu cerveza quedará a la temperatura perfecta para que la disfrutes al máximo. Sigue leyendo si quieres saber cuáles son.