lunes, 4 julio 2022 01:25

El profesor Gabilondo corrige a Marlaska dándole un toque por las oposiciones a Policía Nacional

El profesor Ángel Gabilondo corrige a Fernando Grande-Marlaska en el diseño de las oposiciones a Policía Nacional. Como Defensor del Pueblo, institución que Gabilondo preside, ha reiterado en diversas ocasiones que se debe diseñar una prueba ortográfica capaz de medir el conocimiento de la lengua de los aspirantes a agentes. Acusando a la Dirección General de la Policía de “generar inseguridad y poca fiabilidad en los participantes en el proceso selectivo”, el Defensor del Pueblo se ha puesto de parte de un grupo de opositores que ha denunciado una mala corrección de las pruebas ortográficas del último examen de acceso al cuerpo.

Un colectivo de 300 aspirantes a Policía Nacional ha denunciado que en la promoción 38 de la oposición a Policía Nacional no se ha corregido bien la prueba ortográfica. Según explica uno de los afectados, el examen contenía tres extranjerismos que debían ir en cursiva según las normas de la Real Academia de la Lengua. Sin embargo, estos términos extranjeros estaban escritos en letras redonda haciendo así que muchos aspirantes respondieran que eran palabras que no están en el diccionario. Esto fue considerado como un error por el tribunal corrector provocando que cientos de aspirantes se quedaran fuera del proceso selectivo. Al verse fuera de la oposición un numeroso grupo de estos aspirantes han decidido interponer un recurso de alzada ante la Justicia para tratar de subsanar la corrección. MONCLOA.com ha tenido acceso a este recurso en el que han pedido que se suspenda el acuerdo del tribunal calificador.

En su lucha contra la mala corrección, los opositores también han enviado una carta al Defensor del Pueblo que terminado dándoles la razón. “El Defensor del Pueblo ha puesto de manifiesto ante la Dirección General de la Policía en numerosas ocasiones, como consta en los informes anuales presentados ante las Cortes Generales, y más recientemente en relación con la anterior convocatoria de 2020, que esta institución considera que el contenido de la prueba ortográfica debe responder a la finalidad de la misma que es evaluar la capacidad ortográfica del opositor, es decir, los conocimientos ortográficos de los aspirantes como, por ejemplo, el uso correcto del abecedario o de las reglas de acentuación”, reza la respuesta de este organismo presidido por el histórico socialista Ángel Gabilondo a la que ha tenido acceso MONCLOA.com

Además, esta institución ha reiterado que la Dirección General de la Policía “ha de reparar en que el criterio de evaluación empleado para la corrección de esta prueba ortográfica puede medir la riqueza léxica del opositor de conocer qué está y qué no está en el Diccionario de la Lengua Española pero no alcanzar a medir el conocimiento de la lengua a través de sus reglas ortográficas y gramaticales, lo que podría alterar la finalidad de la misma y generar inseguridad y poca fiabilidad en los participantes en el proceso selectivo”.

Asimismo, desde el Defensor del Pueblo instan a los afectados a presentar una reclamación o recurso ante la Dirección General de la Policía, como actuación previa a fin de que la citada Administración se pronuncie al respecto. Este documento, que se pone a favor de los opositores que se han quedado sin plaza ante la mala corrección del examen de oposición, ha sido firmado por la Adjunta Primera del Defensor del Pueblo, Teresa Jiménez-Becerril Barrio.

IGNORADOS POR INTERIOR

Al igual que el grupo de afectados decidió ponerse en contacto con el Defensor del Pueblo, también lo ha hecho con el Ministerio del Interior. Sin embargo, en este departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska han sido ignorados. “Lo que están haciendo es terrorífico, no quieren rectificar la mala corrección, no nos responden”, explica uno de los afectados en una conversación con MONCLOA.com

“Lo que están haciendo es terrorífico, no quieren rectificar la mala corrección, no nos responden”

Y es que el departamento culpable del diseño chapucero del examen es la división de formación y perfeccionamiento que depende de la Dirección General de la Policía, una de las ramas fundamentales que componen el Ministerio del Interior. Al mando de este departamento, que debe velar por unas correctas oposiciones, está Cirilo Durán Reguero, un comisario que lleva en el cuerpo desde el siglo pasado. Durán Reguero llegó al frente de la División de Formación y Perfeccionamiento de la Policía Nacional en 2019 cuando Fernando Grande-Marlaska decidió oficializar su nombramiento a propuesta del director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras.