miércoles, 19 junio 2024

Francia retoma sus ejercicios aéreos en Marruecos

Tras casi 10 años sin estar presentes en el Reino de Marruecos, este mes de mayo el Ejército del Aire y del Espacio francés ha destacado tres de sus Mirage 2000D para entrenarse  con los Mirage F-1 de la Real Fuerza Aérea de Marruecos, en el marco del ejercicio denominado « Échange Air Maroc 2022 ».

La pujante Real Fuerza Aérea de Marruecos, además de estar en fase de incorporar nuevos cazabombarderos Lockheed Martin F-16C/D, no deja de entrenarse con las más modernas aviaciones militares, como es el Ejército del Aire y del Espacio o Armée de l’Air & de l’Espace (AAE) de Francia

Desde diciembre de 2012, justo unas semanas antes del inicio de la intervención francesa en enero de 2013 en Mali, el AAE no participaba en ejercicios aéreos en Marruecos. En aquel año  los cazabombarderos Dassault Rafale del Escuadrón de Caza (EC)  1/7 Provence y del Regimiento de Combate 2/30 Normandie Niemen, así como cuatro Mirage 2000D, se desplegaron en la base de Guelmim (sita al sur de Marruecos] para una campaña de tiro que duró diez días.

Además los franceses destacan que en 2014 sus últimos Mirage F-1 fueron retirados definitivamente del servicio activo, lo que significa que, desde entonces, los pilotos de los   Rafale y Mirage 2000 del AAE  ya no tienen la oportunidad de entrenarse/enfrentarse   con este tipo de ágil y potente  avión de combate, excepto cuando regresan a Marruecos, cuya Real Fuerza Aérea sigue alineando una veintena de ejemplares. La vigencia del F-1 se puede comprobar en el hecho de que, tanto los antiguos aparatos del AAE como los del Ejército del Aire español, son empleados por empresas privadas como aviones agresores para dar entrenamiento de combate a las aeronaves militares de los Estados Unidos.

Así, entre el 16 y el próximo 27 de mayo, y por primera vez en diez años, la AAE desplegó tres de sus Mirage 2000D pertenecientes a su 3ª Escuadra de Caza, que tiene sede en la denominada BA133 de Nancy (noreste de Francia). Igualmente se desplazó, a bordo de un transporte Airbus Defence & Space A400M, un destacamento de 80 profesionales (pilotos, navegantes, oficiales de sistemas de armas, mecánicos, secretarios, comandos de protección, técnicos informáticos e incluso operadores de inteligencia) franceses a la base aérea de Sidi Slimane, que fue la sede del ejercicio « Échange Air Maroc 2022 ».

 “Este destacamento francés ha renovado los vínculos de cooperación aeronáutica militar entre el AAE y la Real Fuerza Aérea. Además nuestros pilotos pudieron así recuperar los conocimientos necesarios para un despliegue operativo en el norte de Marruecos”, explicó un portavoz francés. Éste  añadió que desde 2003 no se hacían cooperaciones con los Mirage F1 marroquíes, material que fue fundamental para Rabat para afrontar la primera fase de la guerra en el Sahara español, aunque a costa de perder en combate 7 del total de 50 que recibió a partir de 1978  desde las cadenas de montaje de la firma francesa Marcel Dassault (hoy Dassault Aviation).

Este ejercicio “nos permite volar con el  legendario avión de combate Mirage F1 al desarrollar nuestra interoperabilidad. También los más jóvenes pilotos de la Escuadra pueden así tener un primer acercamiento al entorno del desierto africano. Estoy asombrado por la modernización realizada (del F-1) apreciable en su cockpit”, comentó el comandante Nicolas, director por el lado francés del “Échange Air Maroc”.   De hecho, un total de 27 Mirage F1 marroquíes fueron modernizados al estándar denominado  ASTRAC entre 2006 y 2011, mediante un contrato firmado con la empresa francesa Sagem Défense Sécurité por un importe de 398 millones de euros. Esta operación consistió principalmente  en integrarlos con aviónica modernizada, un radar RDY-3  (derivado del RDY que equipa el Mirage 2000-5) y una unidad inercial de navegación Sigma 95 y nueva arquitectura digital, por lo que el aparato pasó a denominarse F-1 MF-2000.  Además permitió que estas aeronaves empleen una barquilla (o pod) de designación de blancos Thales Damocles, los lanzadores de armamento modular  o Armement Air-Sol Modulaire (Armement Air-Sol Modulaire)  y los misiles antibuque MBDA AM-39 Exocet, por lo que los F-1 MF-2000 siguen siendo un medio con una importante capacidad de ataque, incluida en el ámbito naval, donde España es más ampliamente superior a Marruecos.

FTOOFu7X0AE Rcb Moncloa
Mirage 2000D, en primer plano, al fondo se ve un F-1 de Marruecos. (foto AAE)

El ejercicio « Échange Air Maroc 2022 » ha sido bastante intenso, ya que constaba de dos oleadas de salidas diarias, además  bajo el calor abrasador del cielo marroquí, que sirvió a los pilotos franceses para habituarse a un despliegue operativo en el norte de Marruecos, en un ambiente similar a otras operaciones en el norte de África en las que manda habitualmente al AAE el Gobierno con sede en Paris.

Así, tras los primeros vuelos de familiarización con el entorno aeronáutico marroquí, empezaron las salidas de formaciones mixtas de ambos aparatos, que tienen una importante capacidad de ataque al suelo, especialmente en lo que se refiere a las misiones de apoyo aéreo cerrado o Close Air Support (CAS) a las tropas terrestres propias o aliadas.

 Además la pujante Real Fuerza Aérea de Marruecos aprovechó la oportunidad para la calificación de sus  pilotos como líderes de patrulla de aeronaves.